REDACCIÓN | 30-10-2014

Presentación del informe en la sede de Cáritas en Madrid.

Presentación del informe en la sede de Cáritas en Madrid.


La población excluida en España asciende ya al 25% de la población y afecta a más de 11.746.000 personas. Asimismo, de ellas 5 millones se encuentran en situación severa. Estas son las conclusiones principales del VII Informe sobre exclusión y desarrollo social en España 2014 elaborado por Cáritas y la Fundación FOESSA (Fomento de Estudios Sociales y Sociología Aplicada). En el informe también se detalla que 2 de cada 3 personas excluidas ya estaban en esta situación antes de la crisis.
El informe concluye que “la crisis económica no ha afectado a todos por igual. De hecho, el perfil sociológico de las familias excluidas son las familias de mayor tamaño, sobre todo en las que hay muchos niños y jóvenes.
La precariedad afecta a ámbitos como la vivienda y la salud. De los 11,7 millones de excluidos, el 77,1% sufren exclusión del empleo, el 61,7% exclusión de la vivienda y el 46% exclusión de la salud.
Generación hipotecada
Asimismo, se multiplica de forma generalizada la vulnerabilidad de la juventud.  Y es que el 35% de los jóvenes vive en hogares excluidos y el 27% de los jóvenes desocupados está fuera del sistema educativo. Como se indica en el Informe, se puede hablar de una “generación hipotecada”.
El estudio también señala la existencia de una “generación expulsada” de trabajadores para los que ha mermado el tipo de puesto que desempeñaban y cuya cualificación es escasamente aplicable en otros sectores. En la actualidad, la tasa de trabajadores excluidos se sitúa en el 15%.
Consulta aquñi el informe completo.