La Ciudad de la Esperanza acoge un nuevo grupo de 14 refugiados africanos En total, cobija a 178 personas sin hogar y en riesgo de exclusión

REDACCIÓN | 1-08-2018

Un total de 123 personas procedentes de África están alojadas actualmente en las instalaciones del CIDES. (ARCHIVO FOTOGRÁFICO: A.SÁIZ)

La Ciudad de la Esperanza (CIDES), que acoge en la actualidad en la localidad valenciana de Aldaia a un total de 178 personas sin hogar y en situación de riesgo de exclusión social, entre ellos decenas de inmigrantes, ha recibido un nuevo grupo de 14 refugiados en su mayoría africanos.

El nuevo grupo está formado por 12 africanos de Liberia, Burkina Faso, Angola, Guinea, Sierra Leona o Etiopía, entre otras nacionalidades, así como por un cubano y un búlgaro, que han sido redistribuidos por los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Valencia.

De esta manera, con el nuevo grupo, que se instaló el pasado fin de semana, la Ciudad de la Esperanza cuenta ya con un total de 123 personas procedentes de África “cuya situación dramática en sus países de origen les hizo arriesgar sus vidas en el mar a bordo de pateras”, según ha indicado el presidente director de CIDES, el sacerdote Vicente Aparicio.
Aparicio ha asegurado que la Ciudad de la Esperanza “está abierta a todos ellos porque queremos ofrecerles dignidad”.

“Es gente que ha sufrido mucho por cruzar el mar y ahora está sufriendo la soledad”, añade el director del CIDES que estos días está “conociendo sin preguntar para respetar su intimidad” a los nuevos habitantes de la Ciudad de la Esperanza.

A partir de ahora se integrarán junto al resto de personas en los bungalows y apartamentos de la entidad en las instalaciones de Aldaia y en las rutinas diarias.

De hecho, “ya hemos conseguido para todo ellos tickets gratuitos para poder bañarse en piscinas municipales próximas”, asegura Aparicio, que trata de propiciar que se encuentren lo más en casa posible.

Entre los servicios que presta a sus acogidos figuran alojamiento y manutención, asesoramiento jurídico, asesoramiento laboral, intervención socio-educativa, así como asesoramiento en tramitación de prestaciones y subsidios, y renovación de documentación, entre otros.