Un concierto vicentino y una ‘Nit d’albaes’ anuncian la conclusión del Año Santo Jubilar El Cardenal lo clausura con la solemne misa de pontifical en la Seo

B.N. | 25-04-2019
El Año Santo Jubilar Vicentino por el sexto centenario de la muerte del santo dominico será clausurado por el cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, el próximo lunes, 29 de abril, día en el que se celebrará la solemne misa de pontifical en la Catedral, a las 10 h., seguida por una ofrenda floral, a las 12, y la procesión ordinaria con su recorrido habitual a las 19 horas.

Con estos actos que, como cada año, conmemorarán la festividad del santo dominico el lunes siguiente al Lunes de Pascua, finalizará el Año Santo concedido por la Santa Sede, a petición del Cardenal, que están celebrando las diócesis de Valencia, Orihuela-Alicante, Segorbe-Castellón y Tortosa.

Previamente tendrán lugar -tal y como estaba previsto al cierre de esta edición de PARAULA- más actos, como el tradicional Concurso de ‘milacres’, organizado por la Junta Central Vicentina, en el que participarán los altares vicentinos.

Además de esos actos, que se organizan de forma habitual en las fiestas vicentinas, también se han programado otros especiales con motivo del Año Jubilar Vicentino, como un concierto vicentino, el sábado 27 de abril, a las 19:30 horas, en la Plaza de la Virgen, a cargo de la Banda Primitiva de Llíria. La primera parte del concierto contará con las piezas de compositores valencianos como ‘Clarín Bicentenari’, ‘Una nit d’albaes’, ‘Es chopà… hasta la Moma’ y ‘Coplas de mi tierra’. La segunda parte estará centrada en la figura de san Vicente Ferrer con composiciones como ‘La romeria de Sant Vicent’, ‘Els miracles de Sant Vicent’, ‘La Romeria’ y ‘En el claustro de Sant Domingo’ para finalizar con el recientemente estrenado ‘Himno a San Vicente Ferrer’ del maestro Bernardo Adam Ferrero.

Posteriormente tendrá lugar una cena para las entidades vicentinas, en la Plaza de Nápoles y Sicilia. Después de esta se celebrará una gran ‘Nit d´albaes’ que recorrerá los lugares vicentinos pasando por la Plaza de la Virgen; la parroquia de San Esteban, donde fue bautizado; su Casa Natal, conocida como “el Pouet”; y la iglesia del antiguo convento de Santo Domingo, de Valencia, donde residió y se formó en sus primeros años en la Orden de Predicadores.

Además, del 17 al 19 de mayo se desarrollará la peregrinación diocesana a Vannes, ciudad francesa donde murió y donde está enterrado san Vicente Ferrer, organizada por la Comisión Diocesana del Año Jubilar Vicentino, para la cual todavía está abierta la inscripción.