Pastores con olor a oveja Artículo de Conchita Guijarro, directora del programa "El matrimonio una vocación" en Radio María

El Papa Francisco en su primera Misa Crismal del Jueves Santo del año 2.013 en la Basílica de San Pedro y ante 1.600 Sacerdotes que renovaron sus promesas Sacerdotales les dijo: «Ser pastores con olor a oveja y pescadores de hombres».

Esta afirmación del Papa Francisco, se cumple en D. Carlos Osoro, nuestro querido Arzobispo, que pronto se incorporará a la Diócesis de Madrid.

Deseo manifestar mi testimonio: Desde que llegó a Valencia el 8 de Enero de 2009, se sintió un valenciano más. Su amor a la Virgen de los Desamparados nos ha impresionado, su cercanía, su disponibilidad para todos los colectivos, su proximidad a los Sacerdotes, especialmente a los enfermos y los ancianos, a las familias, y a los jóvenes para los que hacía una vigilia cada 15 días.

Le conocí personalmente en un acto en la Casa Cuna Santa Isabel.

Dirijo desde hace 8 años un programa en Radio María con el título «El matrimonio, una vocación» y pensé invitarle ya que el próximo a emitir llevaba el título de «La familia, el primer seminario». Se interesó y me dijo «Habla con Álvaro y poneros de acuerdo» . Así fue, y el 28 de Diciembre participó en el programa. Contó cómo había sido su vocación y la importante que fue para su vocación, ser rezar a su Padre.

Ha seguido dedicándonos su tiempo todos los años en el programa del mes de Diciembre, siempre el día que está programado y de 21 a 22 horas y aceptando los temas que le proponía, siempre con gran cariño. Han sido 5 programas en los que hemos aprendido mucho de D. Carlos, dándonos a conocer novedades que ha llevado a cabo en la Iglesia de Valencia, pero sobre todo, su afán de «pastorear» el rebaño que el Señor le ha confiado estos 6 años que ha entado en entre los valencianos. En D. Carlos se cumple el deseo del Papa Francisco, se ha acercado a todas las ovejas que formamos el rebaño en Valencia, nos ha transmitido su fe y nos ha enseñado a ser «Pescadores de hombres» para extender el Reino de Jesucristo a todos las personas con las que tenemos relación familiar, laboral, de amistad, a los enfermos, a los pobres….

Gracias D. Carlos por estos años que ha estado tan cerca de Radio María, hemos sentido su apoyo, en mi nombre, y en el de todos los Voluntarios que formamos el equipo de Valencia. Tenga la seguridad de que vamos a rezar por usted ante la Virgen de los Desamparados, para que Ella le ayude en su nuevo cometido en Madrid.