Taizé, ya entre nosotros Hermanos de la comunidad ecuménica se instalan en Valencia

Belén Nava | 18-09-2015
jov-cartel-taizeDesde este mes de septiembre la presencia de los hermanos de la comunidad de Taizé ya se está haciendo notar. Como ‘cuartel general’ han escogido San Lorenzo -en la calle de los franciscanos número 4 de Valencia- para comenzar a planificar el encuentro europeo. Esta sede se denominará ‘Centro de preparación del encuentro’ y es, donde a partir de ahora, tienen lugar las oraciones con los hermanos y el equipo ya que, los hermanos no han venido solos de Francia, con ellos ha viajado un grupo de jóvenes voluntarios y hermanas de la comunidad de San Andrés.

Las oraciones serán en la Iglesia de San Lorenzo de martes a sábado en dos horarios distintos. Uno a las 09:15 y otro a las 13h.

Por otra parte, el ‘Centro de preparación del encuentro’ estará abierto de martes a sábado de 10 a 13h. y de 17 a 20h.

Participa en NAO Valencia
Desde Acogida Taizé Valencia invitan a todos los jóvenes a participar en la NAO (Noche de Arte y Oración) que será el próximo 26 de septiembre -en la parroquia Virgen de la Fuensanta, en Plaza de Murcia, nº 1 de Valencia- a partir de las diez de la noche. “Estáis todos invitados, tanto a venir como a participar de esta vigilia de oración con cualquier tipo de aportación. ¡La NAO la hacemos entre todos!”.

La NAO no tiene una sede fija, y este año tendrá lugar en la parroquia Virgen de la Fuensanta, en Plaza de Murcia, nº 1 de Valencia.

El lema de este año es ‘Poneos en camino’. “Os invitamos a que nos pongámonos en camino -explica Acogida Taizé-, con nuestras ideas, con nuestras expresiones artísticas, con nuestras reflexiones, con nuestros audiovisuales o simplemente con nuestra presencia, compartiendo y disfrutando lo que nos aportan los demás”.
NAO son las siglas de Noche y Arte en Oración, un espacio y un tiempo abierto a todas las personas que quieran disfrutar y hacer disfrutar de la riqueza artística de la espiritualidad. La oración, la poesía y la danza, en sus distintas facetas y formas de expresión, los cantos, la música o el mimo, la reflexión hablada o el silencio… el compartir las vivencias más íntimas en clima de Dios, la prosa de todos los tiempos… Todo cabe.