“Ellos tienen sus armas, pero para los católicos de Siria nuestra arma es la oración” Entrevista a Fredy Hanna. siro-católico residente en Valencia

CARLOS ALBIACH | 20-07-2014

Fredy, frente a las Torres de Serranos en Valencia. V.GUTIÉRREZ

Fredy, frente a las Torres de Serranos en Valencia. V.GUTIÉRREZ

Fredy Hanna tiene 27 años y desde enero de 2013 reside en Valencia. Aquí llegó con permiso de estudiante desde Alepo, una de las ciudades de Siria más afectadas por la guerra. Meses después de su estallido se quedó sin trabajo, la ciudad estaba cortada y no había agua ni alimentos. Lo que llevó a que este siro-católico y su familia saliesen de un país que vive una guerra que ha obligado a la mayoría de católicos, que son un 5% de la población, a salir de allí debido a la persecución y el miedo a los terroristas. Hanna es fisioterapeuta y actualmente se encuentra estudiando en la universidad para convalidar sus estudios.

Lea la entrevista íntegra en la edición impresa de PARAULA