La Iglesia necesita el testimonio de los enfermos Regresa la peregrinación diocesana a Lourdes, organizada por la Hospitalidad

Eva Alcayde/AVAN | 01-07-2015

Este año se ha celebrado la 82 peregrinación al santuario francés, organizada por la Hospitalidad Valenciana de Nuestra Señora de Lourdes. PHOTO VIRON

Este año se ha celebrado la 82 peregrinación al santuario francés, organizada por la Hospitalidad Valenciana de Nuestra Señora de Lourdes. PHOTO VIRON

La Iglesia necesita el testimonio de los enfermos. Ellos están invitados a llevar desde la fe el sufrimiento de la enfermedad. Así lo expresó el cardenal Antonio Cañizares desde el mismo Santuario de Lourdes, donde presidió la peregrinación diocesana en la que este año han participado más de mil peregrinos y entre ellos cerca de 200 enfermos, además de médicos, profesionales sanitarios, jóvenes, familias y voluntarios.

Organizada por la Hospitalidad Valenciana de Nuestra Señora de Lourdes, la peregrinación ha estado presidida por primera vez por el Cardenal Antonio Cañizares, que se desplazó en avión a la ciudad francesa, acompañado por el obispo auxiliar, Esteban Escudero. Allí participaron con los peregrinos valencianos en todos los actos hasta el sábado.

Don Antonio, durante la misa que presidió en la Gruta de la Virgen del Santuario de Nuestra Señora de Lourdes, animó tanto a los sacerdotes como a los laicos a “visitar y cuidar a los enfermos y hospitalizados” de todas las parroquias de la archidiócesis.

En su homilía, el Cardenal explicó que la Iglesia necesita el testimonio de los enfermos, que “están invitados a llevar desde la fe el sufrimiento de la enfermedad” y “son opción preferencial del Señor a los que se les debe anunciar el Evangelio”.

El purpurado recordó que los enfermos “manifiestan en sus vidas el cumplimiento de las Bienaventuranzas: Ellos son los que lloran, los perseguidos, los que tienen hambre y sed de justicia, y los que trabajan por la paz”.

Para don Antonio, los enfermos, junto con los religiosos de vida contemplativa, “llevan la nave de la Iglesia, ofreciendo sus vidas al Señor”, sabiendo que la enfermedad “encuentra su significado y sentido desde la entrega, la donación y el amor”.

De esta manera, los enfermos “son un signo de la bendición de Dios que muestra su Reino a estos elegidos y predilectos del Señor, y que deben ser una palabra de esperanza para la gente de esta sociedad”, subrayó el Cardenal, que aseguró que “el mundo de hoy sólo confía en sus fuerzas y proyectos, y la enfermedad muchas veces se convierte en escándalo y desprecio”.

Muchas novedades este año
La 82 peregrinación de la Hospitalidad Valenciana al Santuario francés ha estado este año cargada de novedades. Así, ésta ha sido la primera peregrinación a Lourdes que preside el cardenal Antonio Cañizares, como Arzobispo de Valencia.

Y también ha peregrinado por primera vez al frente de la Hospitalidad Valenciana de Lourdes, su presidenta, Mª Jesús Arnandis, que accedió que fue nombrada para el cargo a principios de este año.

Entre otras novedades, este año la nueva evangelización ha llegado también al Santuario francés de Lourdes, con la celebración por primera vez una ‘Nightfever’, una experiencia que ha sido un “gran éxito de participación”, según apunta la presidenta de la entidad Mª Jesús Arnandis.

El grupo de jóvenes que habitualmente organiza la ‘Nightfever’ en Valencia viajó este año a Lourdes para celebrar esta iniciativa de evangelización, invitando a participar, no solo a los integrantes de la peregrinación valenciana, sino a todos aquellos peregrinos internacionales que se interesaron por la iniciativa.

“La experiencia ha sido una maravilla, han participado peregrinos alemanes, ingleses y franceses. Y también integrantes de otras Hospitalidades españolas que estaban allí, como la de Ourense o la de Gerona, incluso muchos enfermos quisieron bajar para participar ellos también en la Nightfever”, explica Mª Jesús Arnandis, muy satisfecha con el gran éxito que ha supuesto esta experiencia de evangelización, integrada en la peregrinación diocesana.

Los peregrinos regresaron a sus hogares el pasado domingo y pese al cansancio del viaje, la Hospitalidad Valenciana de Nuestra Señora de Lourdes ya ha empezado a preparar la peregrinación del año que viene. De momento, ya hay fechas reservadas. Será del 29 de junio al 3 de julio de 2016.

De Lourdes al cielo
El momento más doloroso que se vivió durante la peregrinación diocesana a Lourdes fue el fallecimiento de forma inesperada una de las peregrinas, Teresa, vecina de Alcoy y feligresa de la parroquia Santa María.

El Arzobispo ofreció la eucaristía en la gruta de la Virgen por su eterno descanso, y, además, hubo rezos de rosarios y responso en su memoria.

“La familia ha estado muy arropada en todo momento y Teresa estuvo acompañada espiritualmente en su partida desde Lourdes al cielo”, señala Mª Jesús Arnandis.

Una vez de regreso en Alcoy, su marido, Desiderio, que acompañaba a Teresa en Lourdes, su hija, y el resto de familiares, amigos y vecinos de Teresa, se unieron en oración durante el funeral que tuvo lugar el martes en la parroquia de Santa María.

Niños y jóvenes, protagonistas en ‘Bernadette’
Este año también ha supuesto una novedad la creación del grupo ‘Bernadette’, compuesto por los niños y jóvenes que viajan al santuario francés con sus familias, que han tenido un papel destacado.

Integrado por 30 chicos y chicas, el grupo ha estado acompañado en todo momento por un sacerdote responsable, Pablo Aranda, que les ha guiado en esta experiencia propia para ellos. Los chavales han conocido de primera mano y han recibido explicaciones de todos los servicios que desempeñan los voluntarios de la Hospitalidad, cocina, lavandería, transporte o atención de enfermos, entre otros.

“La experiencia ha sido también muy bonita. Los niños han recibido una formación específica de lo que se hace en Lourdes y han podido ir viendo qué actividad les gusta más de cara al futuro”, explica la presidenta de la Hospitalidad, que añade que los niños también han tenido momentos para la oración e incluso “han realizado una vía crucis específico para niños por la montaña”.