ZENIT | 8-10-2014

La Comisión Permanente de la CEE se reunió la primera semana de octubre.

La Comisión Permanente de la CEE se reunió la primera semana de octubre.


La Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Española se ha manifestado ante el debate abierto con motivo de la retirada por parte del Gobierno del ‘Anteproyecto de Ley para la protección de la vida del concebido y de los derechos de la mujer embarazada’. Los obispos españoles recuerdan que “la vida humana es sagrada e inviolable y ha de protegerse desde la concepción hasta su fin natural”.
En la nota,  que lleva como título ‘Defender la vida humana es tarea de todos’, también detalla que en esa defensa de la vida “ocupan un lugar privilegiado los más débiles, aquellos que habiendo sido ya concebidos no han nacido todavía. La ciencia prueba que desde el momento de la concepción hay un nuevo ser humano, único e irrepetible y distinto de los padres”.
Los obispos españoles, señalan que “no se puede construir una sociedad democrática, libre, justa y pacífica, si no se defienden y respetan los derechos de todos los seres humanos fundamentados en su dignidad inalienable y, especialmente, el derecho a la vida, que es el principal de todos”.
Del mismo modo, recuerdan que “proteger y defender la vida humana es tarea de todos, principalmente de los Gobiernos”.
A propósito, los obispos observan que  España sigue siendo, por desgracia, una triste excepción, al llegar incluso a considerar el aborto como un “derecho”.
Lea la nota íntegra aquí