EDUARDO MARTÍNEZ / 5-06-14

Matrimonios con sus hijos, de rodillas para recibir la bendición del arzobispo de Valencia, tras ofrecerse como voluntarios para marchar como misioneros a Asia. MANOLO GUALLART

Matrimonios con sus hijos, de rodillas para recibir la bendición del arzobispo de Valencia, tras ofrecerse como voluntarios para marchar como misioneros a Asia. MANOLO GUALLART


Fue una gran fiesta de la fe. Treinta mil personas, la mayoría de ellas jóvenes, inundaron de alegría y de espíritu cristiano el estadio de Mestalla y sus aledaños el pasado domingo. Hasta allí se trasladaron, procedentes de varios puntos de España, así como de Italia, Francia, Bélgica, Holanda y Luxemburgo, para un encuentro vocacional del Camino Neocatecumenal con sus iniciadores, Kiko Argüello y Carmen Hernández. Durante el encuentro, cuatrocientos jóvenes y doscientas familias se ofrecieron voluntarios para marchar como misioneros a Asia.
Lea el reportaje íntegro y testimonios de las familias en la edición impresa de PARAULA