REDACCIÓN | 13-07-2014

Centenares de personas acudieron a la misa exequial que tuvo lugar en la parroquia Asunción de Nuestra Señora de Ribarroja del Turia. J.PEIRÓ

Centenares de personas acudieron a la misa exequial que tuvo lugar en la parroquia Asunción de Nuestra Señora de Ribarroja del Turia. J.PEIRÓ


Más de 50 sacerdotes concelebraron el pasado martes en la misa exequial que presidió el arzobispo de Valencia, monseñor Carlos Osoro, por el eterno descanso del sacerdote valenciano Vicente Folgado, que falleció el lunes a los 62 años de edad, víctima de un cáncer en el Hospital de Manises.
En la misa, que tuvo lugar en la parroquia Asunción de Nuestra Señora, en la localidad de Ribarroja del Turia, de la que era natural Folgado, también concelebró el obispo emérito de Mondoñedo Ferrol, el valenciano monseñor José Gea Escolano, quien marchó al jubilarse a la misión de Lima en la que se encontraba Folgado y permaneció allí siete años. En unas palabras al término de la eucaristía, monseñor Gea describió al sacerdote fallecido, como “infatigable en el servicio a los demás, que no paraba ni dejaba parar”.
Por su parte, el arzobispo de Valencia aseguró en su homilía que “el trayecto de vida de Vicente Folgado ha sido un auténtico regalo a la archidiócesis de Valencia,  y lo extendió más allá de ella” y aseguró que “el mejor testamento que nos deja, sin notario es que se ocupó siempre de los demás hasta el final” y nos recordó que “olvidarnos de nosotros mismos es lo mejor que podemos hacer los sacerdotes en nuestra vida, y él lo hizo”.
Frutos vocacionales
Además, el prelado destacó que “muchas vocaciones sacerdotales en la diócesis fueron también fruto de su trabajo durante varios años como responsable de la pastoral vocacional”.
En la misa exequial, además de los familiares y amigos de Vicente Folgado, participaron centenares de personas que llenaron la parroquia de la Asunción, entre ellas el presidente de les Corts Valencianes, Juan Cotino, el rector de la Universidad Católica de Valencia “San Vicente Mártir”, José Alfredo Peris, además de responsables de Juniors Moviment Diocesá, del que fue consiliario.
De igual modo, el Arzobispo recordó que “todos los obispos valencianos actualmente se han hecho presentes hoy en esta celebración porque así me lo han pedido”.
Vicente Folgado fallecía el lunes por la tarde en el hospital de Manises, cuando recibía la visita, precisamente, del sacerdote Sergio Requena, vicerrector del Seminario Mayor,  y de Yolanda Ruiz, vicerrectora de Estudiantes y Acción Social de la UCV, dado que estudiantes de la UCV iban a ir a su misión en Lima.
[su_box title=»Párroco, responsable de Juniors y de vocaciones» style=»soft» box_color=»#240adb» title_color=»#ffffff»]Vicente Folgado recibió la ordenación sacerdotal en 1977 en Valencia y fue vicario parroquial en Nuestra Señora de los Ángeles del barrio valenciano del Cabañal. Asimismo, fue párroco de San Miguel Arcángel de Enguera. También fue responsable de la pastoral vocacional de la Diócesis y consiliario diocesano del movimiento Juniors. Desde 1996 se encontraba como misionero al servicio de la Obra de Cooperación Sacerdotal Hispano Americana (OCSHA) en Lima (Perú), donde entregó su vida y realizo numerosas obras. Entre todas las iniciativas fundó en el año 2000 el colegio San Vicente Ferrer, con el también misionero valenciano César Buendía.[/su_box]