SOL-cafe-solidarioEVA ALCAYDE | 17-12-2014
“Con lo que cuesta un café al día, construiremos la Casa de Cáritas”. Con este eslogan, la parroquia Santa Catalina, de Alzira, ha iniciado un proyecto para recaudar fondos con los que ayudar a construir la ‘Casa de Cáritas’.
Se trata un edificio de varias plantas que se utilizará para realizar la atención primaria a las familias necesitadas, reparto de ropa y alimentos, repaso escolar a niños con dificultades, atención y asesoramiento a inmigrantes, así como la formación de los voluntarios.
“Es un proyecto que tenemos en marcha desde que en octubre de 2005, cuando solicitamos al Ayuntamiento la licencia de obras”, explica el sacerdote Enrique Masiá. Pero no ha sido hasta ahora, “nueve años después y tras muchas gestiones administrativas”, cuando el proyecto ha obtenido la licencia para poder empezar las obras.
La ‘Casa de Cáritas’ permitirá atender mejor a las familias necesitadas de la parroquia, así como prestar con más eficiencia algunos servicios en favor de todas las Cáritas de Alzira como la atención a inmigrantes o la mediación para encontrar trabajo. También está previsto ubicar allí un servicio permanente de formación y animación desde la doctrina social de la Iglesia.
El solar tienen unos 150 metros cuadrados, pero con la edificación, en varias plantas, se alcanzará una superficie construida de 513 metros cuadrados.
“El presupuesto total de la construcción es 300.000 euros y será realizado por una empresa de Alzira”, explica el párroco, que asegura que para financiarla “el mejor modo es entre todos. Así se hacen casi todas las obras en la iglesia, sobre todo ésta que se destina a cumplir la misión social de nuestra fe. Nuestro objetivo es invitar a colaborar a todas las familias de la parroquia, aportando un euro diario, durante un año”, explica Enrique Masiá.