Cáritas Valencia reabre su centro para personas en situación de sin hogar durante el periodo de estado de alarma El centro se había cerrado el 8 de marzo, al finalizar el tiempo previsto de apertura

REDACCIÓN | 18.03.2020

Cáritas Valencia reabre hoy el centro de acogida nocturno «San Esteban» para albergar a personas en situación de sin hogar en València, en colaboración con el Ayuntamiento de la ciudad.

El centro de noche, que fue inaugurado el pasado mes de diciembre, había permanecido al máximo de su capacidad durante todas las noches en que se mantuvo abierto hasta el 8 de marzo.

Cáritas Valencia mantendrá este recurso abierto «mientras sea necesaria la atención a las personas en situación de mayor vulnerabilidad durante este periodo de estado de alarma establecido por el Gobierno para evitar la propagación del virus Covid-19», tal como ha explicado el director de la institución, Ignacio Grande.

El centro de noche «San Esteban» estará abierto las 24 horas del día para que las personas acogidas puedan residir allí mientras dura la situación de estado de alarma.

El centro complementa los otros recursos para personas en situación de sin hogar que la institución, así como la Administración y otras entidades, desarrollan en la ciudad.

La entidad ha dispuesto un número de cuenta para aquellas personas que deseen colaborar con la iniciativa: ES15 0049 0781 9627 1019 3681, especificando que la donación es para el centro «San Esteban».

Atención continuada en otros proyectos y en las Cáritas parroquiales

Por su parte, muchas Cáritas parroquiales de la diócesis han reorganizado sus servicios para seguir acompañando a las personas que demandan su ayuda y algunas incluso atienden de forma telefónica las urgencias. Del mismo modo, en las parroquias han surgido iniciativas de ayuda en las que grupos de jóvenes que con el apoyo de las Cáritas parroquiales se han ofrecido a las personas mayores o con movilidad reducida para hacerles la compra y entregársela en casa y de este modo evitar que se expongan al virus.

Asimismo, Cáritas Valencia mantiene en funcionamiento sus proyectos de atención a las personas en situación de mayor vulnerabilidad. La residencia hogar Mare de Déu dels Desemparats i dels Innocents, de reciente apertura, sigue atendiendo a sus 24 menores residentes, cumpliendo en todo momento las recomendaciones sanitarias e higiénicas para evitar el contagio entre los acogidos y el personal contratado.

Además, 76 personas residentes en las 20 viviendas para personas migrantes, mujeres en contexto de prostitución, personas y familias en situación de sin hogar, se mantienen estos días en confinamiento y son acompañadas por el personal responsable de cada proyecto y asesoradas sobre las medidas de seguridad que deben mantener.