virgen
M.J. FRAILE | 03-04-2014
La imagen original de la Virgen de los Desamparados del siglo XV que se venera en el altar mayor de la Basílica, volverá a presidir un acto público el próximo sábado, 5 de abril, en la plaza de la Virgen de Valencia, 53 años después de su última salida al exterior, en mayo de 1961. Si entonces fue su proclamación como patrona principal de la Comunitat Valenciana, ahora saldrá para presidir la predicación del arzobispo de Valencia, monseñor Carlos Osoro, de la ‘Misión Magnificat’, dirigida a las vicarías I y II de la archidiócesis.

Desde las 11 de la mañana, media hora antes de que la Mare de Déu salga de la basílica, 18 campaneros de la catedral de Valencia realizarán “toques extraordinarios” con las once campanas, algo que solo se produce en la solemnidad del Corpus Christi.
2.000 sillas han sido preparadas en la plaza de la Virgen, donde también habrá zona para personas con necesidades especiales. Igualmente, estarán dispositivos de Cruz Roja, Protección Civil y Policía Local.
La talla gótica de la Mare de Déu saldrá a las 11:30 horas por la puerta de bronce de la Basílica en su anda en dirección a la plaza de la Virgen. Allí será ubicada en una tarima que se instalará delante de la fachada del templo y desde donde el Arzobispo predicará sobre el ‘Magnificat’ de la Virgen. A la izquierda de la tarima quedará emplazada la Escolanía, que ofrecerá cantos durante el acto, y, a la derecha, más de un centenar de sacerdotes que, tras la predicación y durante el rezo del Rosario, se repartirán por la plaza para confesar a todas aquellas personas que quieran recibir el sacramento de la Penitencia ante la Virgen. Está previsto que al término del Rosario, se abra un pasillo para que algunos fieles puedan acercarse aún más a la patrona para venerarla. Finalmente, la imagen será devuelta a la Basílica, “realizando el mismo recorrido que a su llegada” y, mientras, se entonará el himno de la Coronación, según fuentes de la Vicaría de Evangelización y de la Basílica.
Mientras dure todo el acto, la Basílica permanecerá cerrada y el culto será trasladado a la iglesia de San Lorenzo (C/ Navellos) con el mismo horario de misas. Por la tarde, la Basílica retomará el culto habitual.
Don Carlos predicará también en la Catedral los días 8, 9 y 10 de este mes, a las 19:30 h. para las parroquias del centro de Valencia y los fieles habituales de la Catedral.
La última salida, el 10 de marzo de 1961
El 10 de marzo de 1961, el beato papa Juan XXIII proclamó a la Virgen de los Desamparados ‘patrona principal ante Dios, de toda la Comunidad Valenciana’, a petición del entonces arzobispo, monseñor Marcelino Olaechea, que la cursó en nombre de las diócesis de Valencia, Orihuela-Alicante y Segorbe-Castellón.
La proclamación se celebró solemnemente el 13 de mayo de 1961, fiesta de la Virgen, con asistencia de un “buen número de obispos presididos por el cardenal Cayetano Cicognani, prefecto de la Congregación de Ritos”, en la explanada del puente del Real de Valencia, “exactamente en el mismo lugar de la coronación pontificia de la Virgen en 1923”, concluyen.