Cartel anunciador de la visita al arciprestazgo ‘San Antonio Abad’.

Cartel anunciador de la visita al arciprestazgo ‘San Antonio Abad’.


L.B. | 26-11-2014
Este domingo 30 el arzobispo de Valencia, el cardenal Antonio Cañizares, inicia su visita pastoral a toda la archidiócesis. Y lo hará por la comarca más lejana de la sede metropolitana. A las 12:30, don Antonio presidirá en la parroquia de San Pedro y San Pablo de Ademuz, la eucaristía de inicio de esta visita pastoral.
Será precisamente en el arciprestazgo 19, ‘San Antonio Abad’, que comprende el Rincón de Ademuz y la Serranía, donde comenzará su recorrido por la diócesis. De este modo, don Antonio, como ya anunció, sigue los pasos de Santo Tomás de Villanueva, que también inició en esta zona su visita a los 40 días de haber comenzado su pontificado.
Tras la inauguración de este domingo, don Antonio visitará los días 2, 3, 5 y 9 de diciembre el Rincón de Ademuz; y los días 12, 14 y 16 Titaguas y Aras de los Olmos. En sucesivas ocasiones, acudirá a las distintas poblaciones de la zona, para concluir la visita a este arciprestazgo el 22 de febrero, después de haber realizado 26 salidas para conocer este amplia territorio de la diócesis.
Destaca Arturo Ros, vicario episcopal, que el Arzobispo inicia esta etapa “con muchas ganas, con un gran deseo que, sin duda, marca su pontificado”. Además, el hecho de que empiece “por la periferia de la diócesis, por una zona rural con núcleos pequeños de población, es todo un signo evangélico”, añade el vicario episcopal.
 
Instituciones y fieles
En el arciprestazgo de San Antonio Abad, así como en posteriores visitas a otras zonas, el arzobispo se reunirá con las distintas instituciones, grupos y movimientos de las parroquias. Igualmente, habrá un tiempo para compartir con los sacerdotes, todo ello con el objetivo de “conocer las parroquias, a su pueblo y a su gente”, indica Arturo Ros.
Así, está previsto que don Antonio acuda a la residencia de ancianos de Ademuz junto con los ministros extraordinarios de la comunión; visite el colegio-instituto y se reúna con los profesores; visite la Sociedad Musical, a los enfermos, los cementerios y las diferentes aldeas.
También está previsto que se reúna con los voluntarios de Cáritas, con el consejo pastoral del Rincón de Ademuz, con niños de catequesis y sus padres, con jóvenes de confirmación, con el coro interparroquial…
 
Conocer la diócesis
Las visitas pastorales forman parte del ministerio del obispo, que debe visitar las personas, instituciones católicas, casas y lugares sagrados que se encuentran dentro del ámbito de la diócesis, para tener un conocimiento cercano y profundo de la realidad eclesial que se le ha encomendado. Así, además de visitar las parroquias para conocer la vida, organización y funcionamiento de cada una tanto a nivel administrativo como pastoral, debe visitar también los conventos y monasterios, colegios, hospitales, residencias, etc.
Este encuentro personal con los sacerdotes y fieles permite al obispo conocerles, dirigirles y animarles, así como ver de cerca y valorar la eficacia de las estructuras e instrumentos destinados a su servicio pastora.
 
Desde tiempo inmemorial En la diócesis de Valencia, las visitas pastorales se vienen realizando por sus obispos “desde tiempo inmemorial, desde su misma creación”, indica Ramón Fita, director del Archivo Diocesano. Así, se conocen algunas de estas visitas gracias a los ‘Libros de visita’ de las parroquias, en los que se contienen las actas de las visitas pastorales, y donde se anotan los mandatos, instrucciones y recomendaciones que el obispo da a la comunidad parroquial. Aunque la inmensa mayoría de estos libros desaparecieron por la quema y destrucción de los archivos parroquiales durante la persecución religiosa de 1936, aún se tiene constancia de algunas de ellas y sabemos, por ejemplo, que san Juan de Ribera (1569-1611) recorrió todas las parroquias de la diócesis. Y ello, gracias a dos volúmenes que se han conservado de los más de 80 en los que se reflejaba su visita, según explica Ramón Fita. Igualmente, se conserva algún libro de la visita pastoral de santo Tomás de Villanueva (1544-1555).