Basílica de la Virgen.

Basílica de la Virgen.


MARÍA JOSÉ FRAILE | 25-09-2013
Durante los próximos cinco meses, la imagen de la Mare de Déu dels Desamparats de Valencia va a ser restaurada para frenar el deterioro que ha sido advertido en varios análisis en los últimos años. La intención es que regrese de nuevo a su camarín de la Basílica para las Fallas de 2014.  De este modo, el próximo martes 1 de octubre se retirará del altar mayor de la Basílica y será trasladada a un lugar de la Basílica donde se trabajará su restauración. En su lugar se colocará la primera imagen ‘peregrina’ de la Virgen de los Desamparados realizada en 1946 por Carmelo Vicent, y que habitualmente se  puede contemplar en el Museo Mariano (MuMa) según ha explicado a PARAULA el clavario mayor de la Archicofradía de la Virgen de los Desamparados, Manuel López Pellicer. La imagen se colocará fuera de la hornacina y de la mampara de cristal mientras dure la restauración. En este tiempo, la conocida como imagen procesional, obra de Octavio Vicent y que es la que tradicionalmente se utiliza en las visitas a las localidades, seguirá realizando estos desplazamientos.
La Archicofradía de la Virgen de los Desamparados y la Fundación Hortensia Herrero han firmado el convenio por el que ésta impulsará la intervención-restauración de la imagen principal de la Virgen y la restauración del camarín de la Basílica. Coincide también con el 600 aniversario de la Archicofradía.
Técnicos del Instituto Valenciano de Conservación y Restauración de Bienes Culturales de la Generalitat serán los encargados del trabajo, tras realizar desde el pasado mes de abril un exhaustivo estudio del estado de conservación y de las necesidades de intervención.
Las conclusiones sobre el estado actual en el que se encuentra la imagen, según las mismas fuentes, “se harán públicas cuando se terminen de realizar los análisis científicos pertinentes a la imagen”.
“Tras los análisis y el estudio visual realizado, la intervención de la imagen irá dirigida a frenar el natural proceso de deterioro provocado por el paso del tiempo” y, para ello, “se prevé realizar una serie de analíticas más precisas de la madera, los pigmentos y los aglutinantes que faciliten tomar decisiones con garantías en cuanto a las distintas actuaciones”, que son, añaden desde la Conselleria “las que indicarán las diferentes actuaciones de técnicos de todas las disciplinas como dorados, pintura mural, pintura de caballete, escultura, científicos, entre otros”.
En su propia casa
La intervención, como explican desde la Conselleria, “se llevará a cabo en el interior de la propia Basílica, cumplirá rigurosamente con los principios de mínima intervención y máximo respeto por una imagen tan querida por el pueblo valenciano y tendrá por objeto su consolidación y limpieza”.  En cuanto a las actuaciones en el camarín de la Basílica y la hornacina de la imagen, “las principales intervenciones se realizarán en las pinturas murales, las esculturas, los capiteles y la cornisa con rosetones y ménsulas doradas”.
La Fundación Hortensia Herrero
La Fundación Hortensia Herrero, que preside la esposa del empresario Juan Roig, propietario de Mercadona, es una entidad sin ánimo de lucro que tiene por objeto el fomento, promoción, impulso, desarrollo, protección y apoyo de la educación; la investigación científica y tecnológica; la cultura; el arte; el deporte; la sanidad; la defensa de los derechos humanos; la cooperación para el desarrollo; la acción social y asistencial; la defensa del medio ambiente y el fomento de la tolerancia, del civismo y del voluntariado.
El año pasado, la Fundación impulsó en la ciudad de Valencia la rehabilitación de la Iglesia de San Pedro Mártir y San Nicolás Obispo y la de la ermita de Santa Lucía. Con este nuevo convenio para restaurar la imagen de la Virgen y el Camarín, la Fundación “reafirma su compromiso para el impulso y la protección del arte y la cultura valenciana”.
Lea el reportaje íntegro en la edición impresa de PARAULA