religion-pazEva Alcayde | 14-05-2015
EL Arzobispado de Valencia, a través de la Vicaría de Evangelización y la Comisión de Enseñanza, ha puesto en marcha una campaña para promocionar la asignatura de Religión. Y lo ha hecho de una forma novedosa, actual, muy atractiva y con intriga incluida.
Bajo el lema ‘Aprende a enfocar -En clase, elige Religión Católica’, la campaña pretende hacer llegar al público la importancia de la asignatura de Religión Católica para la formación integral de los alumnos de todas las etapas formativas: niños y jóvenes de Educación Infantil, Primaria, ESO y Bachillerato.
Los carteles, que se colocarán en todos los colegios, muestran una imagen desenfocada con el reclamo de la campaña ‘Aprende a enfocar’ y un código QR. Una vez enfocado o escaneado el código con los teléfonos inteligentes, se podrá descubrir por qué es importante la asignatura de religión en ámbitos tan diversos como la Historia, el Arte, la naturaleza, la vida y en la búsqueda de la Paz.
Esta campaña se desarrollará durante el periodo de inscripción y matrícula para el curso 2015-2016 en todos los centros escolares de la diócesis de Valencia “con el objetivo de que los alumnos escojan la asignatura de Religión Católica para su formación personal y curricular”, según han indicado fuentes de la Vicaría de Evangelización.
Derecho de los padres
La campaña recuerda el artículo 27.3 de la Constitución Española, según el cual los Poderes Públicos deben garantizar el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones.
También repasa artículos de los Acuerdos Iglesia-Estado, según los cuales la enseñanza de la Religión Moral Católica debe impartirse en los centro de enseñanza “en condiciones equiparables a las demás disciplinas fundamentales”.
“Conforme a la legislación establecida, la enseñanza de la religión es un asignatura que los directores de los colegios e institutos deben ofrecer obligatoriamente a los padres en el momento en que formalicen las matrículas”, recuerdan las mismas fuentes.
Difusión de la campaña
La difusión de esta campaña se realizará a través de todos los canales de comunicación existentes tanto online como offline mediante carteles y folletos distribuidos a los centros de enseñanza, tanto públicos como privados y concertados, así como a través de las principales cabeceras de prensa escrita, emisoras de radio, televisiones y Redes Sociales.
La difusión de esta campaña, creada por la agencia de publicidad Medianil Comunicación para el Arzobispado de Valencia, se completa con una página web (www.eligereligioncatolica.org) en la que los usuarios podrán conocer con mayor profundidad la importancia de la asignatura para la formación de los alumnos.
Asimismo, esta página web aloja varias secciones de información dirigidas a los niños, jóvenes, profesores, padres y abuelos en los que encontrarán argumentos con los que entender y transmitir la importancia de esta materia en la vida de cada ser humano y las razonas por la que matricularse en ella.
La vida, más clara con la religión
Miguel Ángel se inspiró en los textos bíblicos para pintar la Capilla Sixtina, san Juan Pablo II fue una figura clave en la caída del muro de Berlín en 1989 y el papa Francisco participó en un encuentro para contribuir a la Paz en Tierra Santa el pasado año.
Éstos son solos algunos de los ejemplos que la campaña impulsada por el Arzobispado de Valencia pretende recordar a todos los ciudadanos, a través de atractivos carteles muy visuales, con los que los alumnos “podrán entender la cultura, los valores y expresiones artísticas, que hunden sus raíces en la fe cristiana”, explican desde la Vicaría de Evangelización.
www.eligereligioncatolica.org
Carta del Cardenal
clase-religionEl cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, ha escrito una carta a los padres de familia con hijos en edad escolar en la que les indica que solicitar la clase de Religión para sus hijos es “una decisión importante que no se puede trivializar”, y, en especial, “es un grave deber” de coherencia en el caso de los padres que optaron por que sus hijos recibieran el Bautismo.
La enseñanza religiosa escolar “es un aspecto fundamental en la formación integral de la persona, además de ser un elemento imprescindible en el ejercicio del derecho de libertad religiosa, tan básico como que es la garantía de todas las demás libertades”, asegura el cardenal Antonio Cañizares, que ha rogado a los párrocos que lean la carta en las misas de este domingo.
Así, el purpurado anima a los padres a “defender y reclamar este derecho que os asiste”. Por contra, “inhibirse o no reclamar todo lo legítimamente exigible en este terreno, vale tanto como dejar libre el camino al recorte de otras libertades y a la desmoralización de la sociedad”.
Argumenta el cardenal Antonio Cañizares que “no podemos contentarnos, con ser mucho, con una mera enseñanza de valores”, sino que “es necesario que en la escuela, en el proceso educativo de los niños y los jóvenes, se muestren los rasgos y las raíces de un profundo humanismo que tiene su fuente en Jesucristo”.
En su carta, el arzobispo de Valencia se dirige expresamente a “los padres que quisisteis que fueran bautizados vuestros hijos” y les recuerda que “coherentes con lo que hicisteis y fieles a lo que prometisteis en su día –educar a vuestros hijos cristianamente, en la fe–, tenéis el grave deber de poner los medios necesarios para la formación cristiana de vuestros hijos”.
El titular de la archidiócesis valentina explica que “hoy es muy difícil hacer una persona cristiana y moralmente cabal sin la enseñanza religiosa en la escuela, colegio o instituto”. Por ello, “para alcanzar hoy la madurez cristiana, un niño y un adolescente necesitan fundir lo que aprenden y saben de la fe con lo que aprenden y saben de la sociedad, la historia y la naturaleza”. Para lograrlo, “el lugar propicio es la escuela”, añade.
En este sentido, defiende también el cardenal Cañizares cómo “la alegría, la esperanza, la sencillez, la misericordia, la generosidad, la entrega de sí mismo en el servicio a los demás, la comprensión, la no violencia, el perdón, la reconciliación, la paz, el diálogo amistoso, el amor fraterno, la caridad evangélica, la libertad verdadera, la austeridad, la capacidad de sacrificarse por los otros…, son todo valores que nos enseñó y encarnó Jesucristo”. Por ello, “quien quiera entrar en la escuela de estos valores que entre en la escuela de Jesucristo” .
Más adelante, el titular de la archidiócesis de Valencia asegura que “el tipo de personalidad que alcancen los niños y los jóvenes cristianos dependerá en buena parte de que en la escuela se les ofrezca y aprendan esta enseñanza”.
Por el contrario, sin ella, “tendremos hombres y mujeres sin cimientos suficientes para sobrevivir esperanzadamente frente a la fuerte secularización y la cultura materialista y hedonista de esta sociedad nuestra a la que faltan, con frecuencia, valores fundamentales para unos comportamientos morales dignos del hombre”.
Al término de su carta, el cardenal Antonio Cañizares insiste en que solicitar la enseñanza de la religión y moral católica “para vuestros hijos, a los que tanto queréis”, es también “lo mejor que podéis hacer en favor de ellos; además de cumplir con vuestro deber y responsabilidad de padres”, y destaca que “no se trata de un privilegio, ni es una mera concesión que se os hace. Os asiste todo el derecho”.
Antes de despedirse, el purpurado expresa, también, a los padres “mi agradecimiento y felicitación por ser padres y educadores principales e imprescindibles de vuestros hijos. Que Dios os bendiga a vosotros y a vuestros hijos”.