REDACCIÓN | 8-10-2014

El cardenal Cañizares durante la celebración de la eucaristía en la sede de Cáritas. A.SAIZ

El cardenal Cañizares durante la celebración de la eucaristía en la sede de Cáritas. A.SAIZ


El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, ha visitado hoy por primera vez, la sede de Cáritas Diocesana de Valencia y ha presidido una eucaristía en la que ha animado a los asistentes a “ser el rostro visible de la Iglesia de Cristo en medio de los hombres”.
La misa, organizada por la entidad caritativa con motivo del nuevo curso, ha tenido lugar en el salón de actos de la sede de Cáritas, situada en la plaza de Cisneros, 5, de Valencia. En la homilía, el purpurado ha alentado a Cáritas Valencia a “mostrar toda su solidaridad más íntima en ese momento tan difícil que atravesamos”. Igualmente, ha destacado que “no somos una empresa de asuntos sociales, somos corazón de la Iglesia cristiana que es amor”.
Por otro lado, ha afirmado que “Cáritas tiene que estar también ante el desamparo humano y no sólo en el económico” y en toda esta tarea “no estamos solos porque tenemos la fuerza del Espíritu Santo”.
En la misa han concelebrado con el cardenal Cañizares el delegado episcopal de Cáritas Valencia, José Máximo Lledó, y el vicario de Acción Caritativa y Social, José María Taberner.
También han participado en la eucaristía el director de la entidad, Ignacio Grande, voluntarios, trabajadores y colaboradores de los distintos programas de Cáritas. Al término de la misa, el cardenal Cañizares se ha reunido con el equipo técnico de la entidad caritativa.
En Cáritas Diocesana y en las 422 Cáritas parroquiales de la diócesis trabajan, en la actualidad, un total de 4990 personas de las cuales el 98 por ciento son voluntarias. Además, un total de 106.681personas fueron beneficiarias el año 2013 de los servicios de Cáritas Diocesana de Valencia que consiguió también 1.232 inserciones laborales