A.M. 7-09-2016

El acto se celebró por primera vez en la Facultad de Teologia. R.F.

El acto se celebró por primera vez en la Facultad de Teologia. R.F.


El cardenal arzobispo de Valencia Antonio Cañizares anunció la creación en la Universidad Católica de Valencia San Vicente Mártir de dos nuevas cátedras: una, dedicada al estudio y promoción de la mujer, y otra cuyo objetivo sea la formación en la vida pública.
De esta forma, sugirió durante el acto de apertura oficial de curso 2016-2017 de la Universidad Católica de Valencia que la primera podría denominarse “Santa Teresa de Calcuta”, que fue canonizada por el Papa Francisco el pasado domingo, y la otra llevar el nombre de “Santo Tomás Moro”, dedicada la formación en la vida pública.
Para el cardenal Cañizares es necesario poner la verdad, al hombre y su vida “en el centro de las preocupaciones científicas y educativas de la universidad”. Así, el saber es “condición indispensable de progreso auténtico” y no puede separarse “de su arraigo antropológico y ético”.
“Para nada o para muy poco valdría la presencia de medios e instrumentos culturales, incluso los más prestigiosos, si no estuviesen acompañados de una clara visión del objetivo de la universidad, que es la formación global de la persona humana, considerada en su dignidad constitutiva y originaria, así como en su fin”, aseveró.
En opinión del gran canciller de la Universidad Católica de Valencia, la sociedad pide a la universidad no solo “especialistas doctos” en sus campos del saber, la cultura, la ciencia y la técnica sino también “promotores de la justicia, porque están orientados a la verdad”.
De igual modo, el gran canciller indicó que la Universidad Católica de Valencia prosigue su andadura en la que la UCV debe hacerse presente en esa realidad “en verdad, con libertad y en defensa del hombre y la mujer.
Asimismo, el cardenal se congratuló de la celebración el próximo mes de octubre en la UCV de un congreso internacional dedicado a analizar el problema del hambre y la pobreza en el mundo, así como sobre la investigación en alimentos emergentes.
El hambre es un “problema básico de la humanidad que ha de marcar el rumbo de los trabajos de investigación, docencia, estilo, inserción en la Iglesia y publicaciones de la Universidad”, aseguró.
Por primera vez, el acto oficial de apertura de curso se celebró en la Facultad de Teología San Vicente Ferrer, en un claustro acondicionado para el evento.
Previamente, el cardenal arzobispo Antonio Cañizares presidió la eucaristía, celebrada en la Real Iglesia del Santísimo Cristo del Salvador, anexa a la Facultad, en la que también participaron el obispo de Teruel, monseñor Ciriaco Benavente; el obispo auxiliar y vicecanciller de la UCV Esteban Escudero, así como el nuevo obispo auxiliar monseñor Arturo Ros.