REDACCIÓN | 3-10-2014

El cardenal, con los medios de comunicación.

El cardenal, con los medios de comunicación.


Don Antonio saludó a las religiosas de Jesús-María.

Don Antonio saludó a las religiosas de Jesús-María.


El cardenal Antonio Cañizares expresó el viernes por la tarde en el Colegio Jesús-María, en el marco de un saludo a los medios de comunicación valencianos, su “gran admiración” por su labor a favor del “bien común de la sociedad para que ésta camine en la verdad, en verdadera convivencia y sea libre”.
En el saludo a los periodistas gráficos, de prensa y audiovisuales, que ofreció tras mantener un encuentro privado con las máximas autoridades, el president de la Generalitat, Alberto Fabra, y la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, el cardenal valenciano mostró su “plena disposición y servicio” ya que “soy una persona sensible a su labor”.
Preguntado por cómo será su labor con los jóvenes y su papel en la sociedad, el Cardenal expresó su intención de “quererlos mucho, estar con ellos, apreciarlos, comprenderlos, y anunciarles lo que ellos necesitan, a Jesucristo para que sean jóvenes con grandísima esperanza, sean libres y capaces de construir una nueva civilización de amor y una nueva cultura de la vida”. Don Antonio, “así como lo ha sido don Carlos”- según apuntó- “quiere ser el nuevo arzobispo de los jóvenes”.
Igualmente, ante la predilección del purpurado por los mayores, ancianos y personas sin recursos, el Cardenal, al invitar a ocho de ellos a estar en la misa de toma de posesión, aformó que él viene aquí a “secundar realmente lo que Jesús ha hecho, dar la buena noticia a los pobres”. Así, expresó que “no es casualidad que tome posesión en Valencia el día de San Francisco de Asís, signo de que los pobre son evangelizados,   y que también coincida con el día de la muerte de Santa Teresa, “quien nos muestra cuál es el camino: sólo Dios es necesario”.
Ante las preguntas de los medios de comunicación sobre la situación actual de España, el purpurado expresó su preocupación “porque España es un proyecto que debemos llevarlo adelante entre todos sin excepción de nadie” y aseguró que “debe ser un proyecto que responda a su identidad más profunda, que es inseparable de una visión concreta del hombre, que es la visión que encontramos en el Evangelio, donde se apueste por el hombre, por el sí a la vida y sí al matrimonio y la familia”.
“España no la construimos sin tener en cuenta esas raíces y ese pasado que nos precede que es muy importante” para también ponerlo “al servicio de la sociedad europea y otros países”, según el purpurado que añadió que “una sociedad que no defiende la vida suficientemente entraría en crisis”. Por eso, “mi pensamiento es muy claro, un sí al hombre y todo aquello que sea a favor del hombre: mi fe me dice que el hombre está por encima de todo”.
Después del encuentro con los medios de comunicación valencianos, el cardenal presidió la celebración solemne de las Vísperas en la capilla de Nuestra Señora del Socorro del colegio Jesús-María de Valencia.
Lea la crónica íntegra en la edición impresa de PARAULA