Castelló, Revert, Seguí, Card. Cañizares, Corbí y Cerdá (de izqda. a dcha.). V.GUTIÉRREZ

Castelló, Revert, Seguí, Card. Cañizares, Corbí y Cerdá (de izqda. a dcha.). V.GUTIÉRREZ


REDACCIÓN 30-11-2016
El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, ha designado al sacerdote José Francisco Castelló nuevo canciller secretario del Arzobispado de Valencia así como cuatro nuevos vicarios episcopales territoriales que recibieron sus nombramientos en un acto presidido por el Arzobispo el pasado lunes 28 de noviembre.
Según el titular de la archidiócesis de Valencia, se trata “no sólo de un cambio en la estructura sino de renovación evangélica”. Así, “todo en esta diócesis debe tener una finalidad que es evangelizar” y hay que evangelizar todos en una unidad “no aletargados ni enlanguidecidos”.
Como nuevos vicarios episcopales figuran Rafael Cerdá, para la Vicaría I, que sustituirá a José Ramón Crespo; Salvador Jesús Corbí, para la Vicaría III, que sustituirá a Javier Llopis, nuevo párroco de San Agustín, de Valencia; Juan Melchor Seguí, para la Vicaría VI, en sustitución de José María Payá; y Francisco Revert, para la Vicaría VIII, en sustitución de Jesús Sánchez.
Por su parte, José Francisco Castelló reemplazará en su responsabilidad como canciller secretario del Arzobispado a Jorge Miró, nombrado vicario parroquial de San Agustín.
Igualmente, el Cardenal ha anunciado que los tres obispos auxilares, monseñores Javier Salinas, Esteban Escudero y Arturo Ros, asumirán a partir de ahora la Vicaría de Evangelización para la Fe; la Vicaría de Evangelización para la Cultura; y la Vicaría de Evangelización del Laicado y Acción Caritativa y Social, respectivamente.
Los nombramientos fueron anunciados por el cardenal Cañizares en el Palacio Arzobispal, en el Salón del Trono, al término del rezo del Ángelus con la Curia diocesana y personal del Arzobispado, que les dedicó una ovación a los nuevos vicarios y también a los vicarios salientes.
El Arzobispo agradeció a los vicarios salientes su labor pastoral porque “todos somos testigos de vuestra entrega, generosidad, y buen hacer” y les aseguró que “siempre estarán a mi lado”. Igualmente, “sólo tengo palabras para expresar qué buenos son” y también “lo diré para los que asumen el relevo de sus tareas”.
Finalmente, animó a todos a “seguir trabajando con el mismo ánimo que hasta ahora”. “Dejaos ayudar por Él -que nos hace falta a todos- y adelante”. El Cardenal concluyó sus palabras agradecidiendo de nuevo a todos “haber aceptado esta misión”.
José Francisco Castelló
José Francisco Castelló Colomer (Bocairent,1968), recibió la ordenación sacerdotal en 1996 en Valencia. Licenciado en Derecho por la Univ. de Valencia, en Teología por la Facultad de Teología ‘San Vicente Ferrer’ de Valencia y doctor en Derecho Canónico por la Univ. Lateranense de Roma.
Ha sido párroco de Ntra.Sra. de la Asunción de Utiel, profesor del Instituto Dioc. de Ciencias Religiosas, defensor del Vínculo del Tribunal Eclesiástico Metropolitano de Valencia, profesor del Instituto Diocesano de Derecho Canónico de Valencia, y titular de la parroquia San Pascual Bailón de El Perelló.
En la actualidad es miembro del Consejo Diocesano de Asuntos Jurídicos del Arzobispado, promotor de Justicia (Fiscal) de la Archidiócesis, capellán Mayor y director de Pastoral de la Universidad Cardenal Herrera de Valencia-CEU, profesor Catedrático de Derecho Canónico de la Facultad de Teología de Valencia y párroco de la parroquia San Francisco de Borja.
Rafael Cerdá
Rafael Cerdá Capuz, nuevo vicario episcopal para la Vicaría I de la archidiócesis de Valencia, nació en Ontinyent en 1958, fue ordenado sacerdote en 1983 en Valencia, ha sido vicario parroquial de la Asunción, de Cocentaina, en donde también ejerció de profesor, párroco de Sagrado Corazón de Jesús, de Alcoi, donde, además, fue docente, consiliario del movimiento diocesano Juniors, rector del Seminario Menor de Xàtiva, rector de la iglesia del Temple, y en la actualidad es presidente de la comisión diocesana de Educación Católica y presidente del Patronato de la Fundación San Vicente Mártir, que rige los Colegios Diocesanos.
Es también vicerrector y subprior de la Basílica de la Virgen así como subprior de la Real Archicofradía de Nuestra Señora de los Inocentes Mártires y miembro del Consejo Diocesano de Pastoral.

Salvador Jesús Corbí

Salvador Jesús Corbí Vidagañ, nombrado vicario episcopal para la Vicaría III de la archidiócesis valentina, nació en Valencia en 1964, aunque vivió desde su infancia en Casinos, y recibió la ordenación sacerdotal en Valencia en 1988. Ha sido párroco en Otos, El Palomar y Bélgida, y luego de Carrícola, Benisoda y Albaida y, desde 2006, de San Jaime Apóstol, de Algemesí.
En 2008, fue nombrado también párroco de San José Obrero y Ntra.Sra. del Pilar, de Algemesí y, en 2013, arcipreste, responsabilidades que continuará ejerciendo junto a la de párroco de San Jaime Apóstol de la misma localidad. Es miembro del Consejo Presbiteral y profesor en el Instituto Diocesano de Ciencias Religiosas, donde continuará también ampliando estudios en la Univ. Pontificia de Salamanca.

Francisco Revert

Francisco Revert Martínez, nombrado nuevo vicario episcopal para la Vicaría VIII de la archidiócesis valentina nació en Ontinyent en 1952 y fue ordenado sacerdote en Valencia 1979. Ha sido párroco en Navalón, vicario parroquial en Enguera y consiliario diocesano de Juniors de 1983 a 1988. Fue también vicario parroquial y luego párroco de la Anunciación de Nuestra Señora de Aldaia, administrador parroquial de San Bartolomé de Xàbia durante el verano 2016 y arcipreste.
Actualmente, en Denia es capellán del monasterio de Ntra. Sra. de Loreto y Santísima Sangre así como párroco de Ntra. Sra. de la Asunción. Además, es miembro del Consejo Presbiteral y del Colegio de Consultores. Todas estas responsabilidades las continuará ejerciendo junto a su nuevo cargo.

Juan Melchor Seguí

Juan Melchor Seguí Sarrió, nombrado nuevo vicario episcopal para la Vicaría VI de la archidiócesis valentina, nació en Albaida en 1965 y fue ordenado sacerdote en Valencia en 1994. Estuvo adscrito a la parroquia San Antonio Abad de Alginet. Posteriormente, fue nombrado párroco de Benimeli, Sanet y Negrals, y Beniarbeig y, más tarde, párroco de Asunción de Nuestra Señora de Pego, así como arcipreste.
Además, ha sido miembro del Consejo Presbiteral y, actualmente, es párroco de la Asunción de Nuestra Señora de Ontinyent desde 2006, responsabilidad que continuará ejerciendo junto a su nuevo cargo.