REDACCIÓN | 20-07-2016

Los cursos de cocina son de los más demandados entre los usuarios.

Los cursos de cocina son de los más demandados entre los usuarios.


El Centro Social de la parroquia San Josemaría Escrivá de Valencia ha promovido, desde su puesta en marcha, en enero de 2015, la contratación de 181 personas en riesgo de exclusión social.
En este tiempo, el Centro Social, ubicado en la calle San Clemente, 14, de Valencia, ha atendido a un total de 606 personas de 34 nacionalidades distintas, a las que ha pro­porcionado formación, asesoramiento y orientación laboral, según han indicado desde el Centro Social, que trabaja en colaboración con la Fundación Ir a Más.
Respecto al perfil mayoritario de las personas empleadas, el 90 por ciento son mujeres y ocho de cada diez, extranjeras, mayoritariamente de Bolivia y Honduras, y el perfil más demandado es de 35 a 55 años.
Los contratos gestionados son en su mayoría del sector de empleo doméstico, tanto para servicio doméstico como de atención sociosanitaria a personas dependientes en domicilios.
También, un 5 por ciento son de empresas de limpieza, residencias, hostelería y empresas de mantenimiento.
El centro ha gestionado ayudas y documentos a 312 personas, con itinerarios laborales, derivaciones a Cáritas y Servicios Sociales, ONGs para personas sin hogar y derivaciones a cursos de distintas entidades de Valencia.
Según los datos de la Fundación ‘Ir a más’, “dos de cada diez personas, desde enero de 2015, también han encontrado un empleo motivados por los itinerarios laborales y asesoramiento”.
196 voluntarios y 400 socios-colaboradores
El centro social, que cuenta actualmente con la colaboración de 196 voluntarios que ayudan en diversos proyectos, “promueve y desarrolla actividades de asistencia social y laboral, para personas en riesgo de exclusión, centradas en la formación humana y socio-laboral y en la mejora de su cualificación profesional, junto a la atención de las necesidades personales, familiares y sociales”, han señalado.
Desde el centro se ofrecen cursos de capacitación profesional a 301 personas para el servicio doméstico, atención al mayor y socio-sanitario, con prácticas en domicilios e instituciones y desde su puesta en marcha “hemos impartido cursos para mejorar la profesionalidad de los participantes y expedido 152 certificados de cualificación”.
Esta iniciativa social de la Fundación ‘Ir a más’ se puso en marcha y continúa su labor gracias al esfuerzo tanto de los voluntarios como de los 400 socio-colaboradores que tiene en la actualidad, que aportan 2 euros cada semana.