REDACCIÓN 5-10-2016

El Patriarca acogió la celebración de una misa de acción de gracias por los 100 años de la fundación. AVAN

El Patriarca acogió la celebración de una misa de acción de gracias por los 100 años de la fundación. AVAN


El Colegio Mayor San Juan de Ribera, ubicado en Burjassot, celebró el centenario de su fundación, el 29 de septiembre de 1916, con una misa de acción de gracias.
La misa tuvo lugar en el Real Colegio Seminario Corpus Christi ‘El Patriarca’ de Valencia presidida por el obispo de Tortosa, monseñor Enrique Benavent, según ha indicado a la agencia AVAN el director del colegio mayor, José Santiago Pons.
Al término de la celebración de la eucaristía tuvo lugar en el claustro de ‘El Patriarca’ una cena de hermandad en la que se rindió homenaje a los antiguos directores del centro.
Así, fueron homenajeados seis antiguos directores a los que se les entregó una medalla conmemorativa del centenario que ha sido diseñada exclusivamente para esta celebración. Los antiguos directores homenajeados fueron Juan José Garrido, catedrático emérito de Filosofía de la Facultad de Teología de Valencia ‘San Vicente Ferrer’ (director del centro de 1971 a 1981), monseñor Manuel Ureña, arzobispo emérito de Zaragoza, (director de 1981 a 1987), Miguel Navarro, vicedecano de la Facultad de Teología (director de 1987 a 1995), monseñor Enrique Benavent, obispo de Tortosa, (director de 1995 a 2005), José Vicente Puig (director de 2005 a 2013) y el actual director José Santiago Pons. Por su parte, el antiguo director Joaquín García no pudo acudir por motivos de salud.
Adquirido por san Juan
El Colegio Mayor San Juan de Ribera “es una institución universitaria que ofrece la posibilidad de estudiar a jóvenes sin recursos económicos y con inquietud y capacidad para el trabajo intelectual”. Se encuentra ubicado en el ‘Castell’ de Burjassot, cuyos orígenes se remontan al siglo XIV y que fue adquirido en el año 1600 por san Juan de Ribera, arzobispo de Valencia y patriarca de Antioquía.
A su muerte pasó a ser propiedad del Real Colegio de Corpus Christi hasta 1855, en que fue desamortizado. En 1894 fue adquirido por Carolina Álvarez que más tarde lo destinó a ser Colegio Mayor y en 1916 ingresaron los diez primeros colegiales.
“Actualmente el Colegio mantiene los mismos ideales que inspiraron su fundación, para lo que mantiene becados a jóvenes con excelente curriculum académico que deseen estudiar en cualquier centro universitario de Valencia”, según informan las mismas fuentes.