REDACCIÓN / 5-06-14

El rey durante la audiencia al Colegio Imperial de Niños Huérfanos San Vicente Ferrer.

El rey durante la audiencia al Colegio Imperial de Niños Huérfanos San Vicente Ferrer.


El rey Juan Carlos I, que ha hecho pública esta semana su abdicación, incluyó en sus visitas a Valencia la Basílica de la Virgen de los Desamparados en ocho ocasiones desde la primera que efectuó en 1958, según consta en otras tantas firmas del monarca en el Libro de Oro del templo, pero también la Catedral y diferentes conventos y monasterios. Además, se alojó en tres de esas visitas en el monasterio de Santa María de El Puig junto a la reina Sofía.
Dos veces en el 2006
En el año 2006 los reyes volvieron a visitar Valencia con motivo del V Encuentro Mundial de las Familias (V EMF) presidido por el papa Benedicto XVI.
Los monarcas recibieron al Pontífice a su llegada en el aeropuerto de Manises y mantuvieron un encuentro en el Palau de la Generalitat. Además, los reyes participaron en la misa conclusiva del V EMF y, finalmente, despidieron al papa Benedicto XVI en el aeropuerto.
Igualmente, ese mismo año el rey Juan Carlos y la reina Sofía participaron en la Catedral de Valencia en el solemne funeral por el eterno descanso de las víctimas del accidente de metro ocurrido en julio de 2006, que presidió el entonces arzobispo de Valencia, el cardenal Agustín García-Gasco.
Visitas a Ontinyent, Albaida y Utiel
Dentro de la última visita oficial de don Juan Carlos y doña Sofía a la provincia de Valencia, en 2006, que dedicaron a recorrer Ontinyent, Albaida y Utiel del 14 al 16 de marzo, acudieron “de forma inesperada” a conocer a las religiosas carmelitas de la Antigua Observancia de la localidad valenciana de Ontinyent que obsequiaron a la Reina con un tapete blanco de malla elaborado por las propias religiosas “típico de la artesanía de la población”, según fuentes del monasterio.
Los Reyes, que pidieron entrar en el monasterio de las carmelitas cuando recorrían el centro histórico de la localidad, visitaron la iglesia acompañadas de las diez religiosas que saludaron a los monarcas. Posteriormente, los reyes de España acudieron, durante su visita a Albaida, a la “Capilla Real” de la parroquia, título concedido en 1930 por el rey Alfonso XIII, que alberga una imagen del siglo XVIII de la patrona, la Virgen del Remedio.
Los reyes saludaron de forma individual a todos los miembros del Consejo Pastoral de la parroquia y recibieron la bienvenida de las camareras de la Virgen y del consejo pastoral de la parroquia. De igual forma, los Reyes visitaron el templo parroquial, del siglo XVI, que alberga pinturas de José Segrelles. En la parroquia, el Arzobispo rezó una pequeña oración y los monarcas recibieron un libro y una imagen ilustrativos de la historia de la Virgen y la devoción del pueblo de Albaida. La visita real también coincidió con el centenario de la designación de Albaida como ciudad.
Finalmente, la visita de los Reyes de España por la Comunidad Valencia prosiguió por la localidad de Utiel, donde los monarcas visitaron la parroquia de la Asunción y su museo de arte sacro que alberga piezas desde los siglos XVI. De igual forma, en esta localidad veneraron en la parroquia la imagen de la patrona de Utiel, la Virgen del Remedio, de quien la Reina y las infantas Elena y Cristina ostentan el título honorífico de Camareras de Honor desde 1985, que les fue concedido con motivo del vigésimo quinto aniversario de la coronación canónica de la Virgen.
Otras realidades
Por otro lado, los Reyes de España recibieron en julio del año 2008 a la junta directiva, miembros del patronato y alumnos del Colegio Imperial de Niños Huérfanos de San Vicente Ferrer de Valencia en el Palacio de la Zarzuela.
Asimismo, en octubre de ese mismo año el monarca aceptó la presidencia de honor del I Congreso Internacional ‘Valencia la ciudad del Santo Grial’, que se celebró en noviembre en la capital valenciana coincidiendo con el 1750 aniversario de la llegada a España de la reliquia.
Igualmente, Don Juan Carlos otorgó al misionero valenciano Vicente Abad la ‘Encomienda de la Orden de Isabel la Católica’ en el año 2002. Además, el Rey tuvo una gran vinculación con el sacerdote e historiador valenciano Federico Suárez, que fue capellán de la Casa Real durante más de 30 años.
En el monasterio de Santa María de El Puig
rey-puig

Los reyes, en el Monasterio de El Puig en 1977.


El Rey Juan Carlos se hospedó junto a la Reina Sofía en el monasterio de Nuestra Señora de El Puig en sus visitas a Valencia en los años 1972, 1976 y 1977.
La primera de estas visitas fue en el año 1972 cuando los monarcas todavía eran príncipes de España y vinieron a Valencia con motivo del octavo Congreso Eucarístico Nacional que se celebró en la ciudad, según han indicado fuentes de la Orden Mercedaria que rige el monasterio.
En diciembre de 1976, en la primera visita como reyes a Valencia también se hospedaron en el monasterio, así como en 1977 cuando acudieron a la ciudad para el 700 aniversario de la muerte del rey Jaume I.
Las habitaciones donde los reyes se hospedaban desaparecieron en el año 2007 después de las obras de rehabilitación del monasterio. Por su parte, el salón real donde los monarcas recibían a sus visitas mientras estaban en el monasterio se sigue conservando.
Los obispos agradecen «la entrega generosa» del rey Juan Carlos              El Comité Ejecutivo de la Conferencia Episcopal  Española (CEE), en nombre de todos los obispos españoles, ha reconocido y agradecido “la trayectoria de Su Majestad el Rey Don Juan Carlos I, su entrega generosa y su contribución a la historia reciente de España, en particular a la instauración y a la consolidación de la vida democrática, con especial relevancia durante el período de la Transición Política”. A través de una nota difundida por la CEE tras la abdicación del monarca, el Comité Ejecutivo ha añadido que “su servicio a España ha sido de un extraordinario valor. Estamos seguros de que ahora tendrá continuidad en la persona del Príncipe de Asturias, Don  Felipe de Borbón y Grecia, quien ha acreditado ya su cualificación y competencia, como hemos podido constatar en sus diferentes presencias en la vida pública”. La nota concluye diciendo que “rogamos a Dios que siga sosteniendo a Sus Majestades los Reyes, Don Juan Carlos y Doña Sofía, en esta nueva etapa de sus vidas, y que asista a la Corona de España en el servicio constitucional que tiene encomendado”.