AVAN | 26-02-2015
El Tribunal Eclesiástico de Valencia volvió a conceder en 2014 “la totalidad de solicitudes de justicia gratuita y de reducción de costas, tras su acreditación correspondiente”. Es ésta una de las varias formas de poner en práctica la caridad en la administración de justicia que recoge en su memoria del año judicial 2014 el Tribunal Eclesiástico de Valencia. La presentación de la memoria, al cierre de esta edición de PARAULA, está prevista para el acto de apertura del Año Judicial, que preside el cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, el viernes 27 en el Centro Cultural la Beneficencia, en Valencia.
En este sentido, el Tribunal “agradece la generosidad de todos los operadores jurídicos y colaboradores, como abogados y peritos, pues en estas causas su trabajo es igualmente gratuito, sin menoscabo de la profesionalidad y celeridad”.
Además, en el “90 por ciento de las entrevistas que concedió el Tribunal Eclesiástico de Valencia a fieles que acudieron al Tribunal en 2014 para pedir asesoramiento, la persona solicitó información para presentar documentación para acogerse a la gratuidad total o reducción de costas”.
Nulidades, incluso, en seis meses
Otra forma de ejercer la caridad en la administración de justicia es agilizar al máximo su tramitación para evitar dolorosas dilaciones. En este sentido, el Tribunal Eclesiástico de Valencia dictó en 2014 un total de 71 sentencias de primera instancia -una de ellas negativa- de las cuales 16, es decir un 22 por ciento, se tramitaron en menos de un año, “incluso alguna en seis meses”, según los datos de la memoria. Este porcentaje, supone, además, un aumento con respecto a 2013, cuando “fueron tramitadas 7 sentencias en menos de un año”. De esta manera, “esta tasa sigue la tendencia iniciada en cursos pasados de “abreviar, en la medida que las exigencias de la justicia lo permiten, los trámites procesales”.
Así, “se sigue trabajando en una búsqueda de la verdad en la que todas las partes colaboran en pro de la celeridad que requieren estos casos”, indica el vicario judicial, Jorge García Montagud.
Igualmente, el Tribunal Eclesiástico de Valencia, como Tribunal también de segunda instancia, de las diócesis sufragáneas de la Provincia Valentina, dictó un total de 57 resoluciones: 51 decretos confirmatorios y 6 sentencias, de las cuales 1 fue negativa, y “de las que más de la mitad, es decir el 55 por ciento de las causas, se tramitaron en menos de 3 meses”. Este porcentaje aumenta en 2014 un 5 por ciento con respecto al año anterior, cuando se registró “el 50 por ciento de causas tramitadas en menos de este tiempo”.
En este sentido, “se cumple la previsión del canon 1.453 que prescribe una duración máxima de los procesos en segunda instancia de 6 meses”, ha indicado Jorge García Montagud.
Asimismo, según los datos de la memoria judicial, durante el año 2014 se presentaron al Tribunal 80 demandas en primera instancia, correspondientes a procesos declarativos ordinarios de nulidad matrimonial, dos más que el año anterior.
Además, hubo 46 causas elevadas de oficio o apeladas en segunda instancia, procedentes de las diócesis de Mallorca, Ibiza, Segorbe-Castellón y Orihuela-Alicante.
Conformidad equivalente
El Tribunal Eclesiástico de Valencia ha logrado la confirmación de la primera sentencia del Tribunal de la Rota Española sobre una causa de nulidad matrimonial a través del proceso de la “conformidad equivalente” que recoge la Instrucción Dignitas Connubii con el fin de procurar la celeridad de los procesos y la reducción de gastos.
De esta manera, el Tribunal Eclesiástico de Valencia ha conseguido ser el primer tribunal de España en tener una conformidad del Tribunal de la Rota, “sin necesidad de volver a examinar la causa de nulidad matrimonial por este Tribunal superior, al quedar conforme con el trabajo desarrollado por el Tribunal Eclesiástico de Valencia”, según los datos de la memoria.
La “conformidad equivalente” es regulada en el artículo 291 de la Instrucción Dignitas Connubii, que fue dictada en 2005 por el Pontificio Consejo para los Textos Legislativos para ayudar a jueces y demás ministros de los tribunales a la hora de interpretar y aplicar correctamente el derecho matrimonial.
Así, “entre las causas de este Tribunal de Valencia confirmadas por el Tribunal de la Rota Española destaca la del 26 de mayo de 2014 que lo fue por conformidad equivalente. Fue ésta la primera sentencia que dicho Tribunal dicta acogiendo la figura creada por la Instrucción Dignitas Connubii de 2005, según la cual se consideran conformes dos sentencias aunque cada una de ellas designe y determine el capítulo de nulidad con distinta denominación, siempre que se funden sobre los mismos hechos que hacen nulo el matrimonio y sobre las mismas pruebas”, conforme fue expresado por el juez del Tribunal de la Rota, monseñor Enrique de León Rey.
“Esta figura de nueva creación tiene como finalidad la economía procesal, es decir, que siempre que se reúnan los requisitos exigidos por la norma, se pueda confirmar una sentencia de primera instancia, sin tener que acudir a una tercera instancia, con lo que ello supone de ahorro económico y de tiempo”, expresó.
De esta manera, la sentencia del 26 de mayo de 2014 “sienta un precedente en nuestra jurisprudencia, al asumir la petición fundada de la letrada especialista del elenco del Tribunal Eclesiástico de declarar la conformidad de ambas sentencias”. Esta decisión, “sin duda, supuso no sólo un ahorro económico y de tiempo para las partes, sino un avance técnico y procesal en la vida de los tribunales”, según los datos de la memoria.
Igualmente, durante el año judicial de 2014, el Tribunal de la Rota de la Nunciatura Apostólica dictó 89 resoluciones referidas a sentencias enjuiciadas en primera instancia por el Tribunal Eclesiástico de Valencia. De ellas, 71 fueron afirmativas y 5 negativas.
Nuevos peritos
El Tribunal Metropolitano de Valencia ha incorporado a su elenco de peritos a Mercedes Renovell Farré, jefa del servicio de psiquiatría del Hospital Clínico Universitario de Valencia, y Teresa Bobes Vascarán, especialista en psicología clínica.

Nuevo ‘espacio de formación’ con estudiantes de Derecho para ayudar ante crisis matrimoniales tribunal-eclesiasticoAdemás de la actividad propiamente judicial, el Tribunal Eclesiástico de Valencia creó en 2014 un nuevo ‘espacio de formación’ de atención personalizada, gratuita y voluntaria a parejas con crisis matrimonial a cargo de un equipo de estudiantes de Derecho que realizan el ‘Practicum’. Los jóvenes, bajo la dirección del vicario judicial, ofrecen “un acompañamiento y asesoramiento jurídico más cercano” a los cónyuges para ayudarles a superar las dificultades que les genera la crisis matrimonial. De esta forma, cuatro estudiantes de la facultad de Derecho de la Universitat de València y un letrado del Colegio de Abogados de Castellón se han integrado “en este proyecto novedoso que busca la sensibilización de los jóvenes en orden a la prevención y defensa del vínculo matrimonial”, ha añadido. Este ‘espacio de formación’ se suma a otras tareas pastorales desarrolladas por el Tribunal Eclesiástico de Valencia, desde hace catorce años, para asistir y asesorar a los fieles que acuden a él. En este sentido, en 2014 el Tribunal realizó 121 entrevistas con personas que, acompañadas por sus párrocos o enviados por ellos, desearon informarse sobre la posibilidad de nulidad de su matrimonio, según el vicario judicial, que ha asegurado que “con carácter previo, siempre se busca la reconciliación de la pareja”.