Esperanza de un colegio católico valenciano para Senegal
Muchos de los niños que estudian en el colegio Albert Ballerini no tienen padres ni recursos para poder financiar su formación académica.

B.N. | 17.01.2020

Cansados, pero con muchas experiencias y el corazón partido. Así aseguran sentirse profesores y alumnos del colegio Sagra­da Familia-Patronato Juventud Obrera, en el barrio valenciano de Benimaclet, a su regreso de Senegal. En estas fiestas na­videñas, y tal y como les contamos en el número 1544 de PARAULA, participaron en el país africano en un proyecto so­lidario de ayuda a mujeres y niños sin re­cursos en la localidad Djikesse.

“Ha sido una experiencia riquísima, con momentos difíciles pero muy emocio­nante, en la que hemos visto pobreza ex­trema y mucha carencia de cariño”, se­gún explica Delphie, profesora de francés del colegio Sagrada Familia- Patro­nato Juventud Obrera que formó par­te del equipo.

A lo largo de dos semanas, los valencianos impartieron talleres de costura y de primeros auxilios e higiene. De igual manera acondicionaron las aulas del co­legio Albert Ballerini pintándolas y po­niendo la instalación eléctrica de cada una de ellas y placas solares.

En esta expedición también han tomado par­te voluntarios de la Asociación GUP -vinculada a la parroquia Nuestra Señora de la Asunción de Benimaclet-, así co­mo odontólogos, que pasaron consulta a los niños.

“Hemos vivido en un ambiente humild­­e pero de profunda alegría, y he­mos recibido una acogida ex­cepcional, especialmente, por parte de los niños”, muchos de los cuales no tienen padres y no tienen recursos, según Delphine que asegura que “el equipo les ha lleva­do luz de esperanza que tanto necesitan”. Y puntualiza que “dedicar nuestro tiempo a los otros, es el mejor viaje que podemos hacer”.

La relación del colegio valenciano con la escuela de Djikesse nació de la colaboración con la Asociación GUP, ONG que trabaja por los más desfavorecidos en Benimaclet. La entidad trajo a un niño desde Senegal para facilitarle tratamientos médicos, que fue esco­la­ri­zado en el Patronato donde se inició el vínculo con la asociación. Desde enton­ces, el colegio Sagrada Familia colabora con la financiación de varios proyectos en el colegio senegalés y en la actualidad lleva a cabo la construcción de tres aul­as para los niños y jóvenes del centro, mientras que en un futuro se proyecta la posibilidad de construir un po­zo que abastezca a la población de agua y que esté próximo a sus casas.

Si quieres colaborar con esta iniciativa:
ES28-3058-2016-2027- 2040-3911