M.J. Fraile| 12-11-2015
cartel-iglesia-diocesanaEste domingo se celebra el Día de la Iglesia Diocesana, y la nuestra “[la Iglesia de Valencia] “es una comunidad de caridad que se manifiesta por la gran cantidad de instituciones parroquiales y religiosas al servicio de las ‘periferias existenciales’ y especialmente por la ayuda constante de los católicos valencianos a nuestras Cáritas y a Manos Unidas”, recuerda el cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares.
Bajo el lema ‘Una Iglesia y miles de historias gracias a ti’ la campaña recuerda el compromiso, entrega a los demás, de integración, y de solidaridad, de no bajar los brazos, de voluntad y esfuerzo, de fe de personas concretas, de miles de creyentes que forman parte de la misma familia, la cristiana. Como hijos de la Iglesia no podemos desentendernos de lo que sucede en la parroquia a la que podemos ayudar con nuestro tiempo, nuestro dinero, nuestras cualidades…
En Valencia tenemos 647 parroquias para atender a las comunidades cristianas de los pueblos y de los barrios de las ciudades, gracias al trabajo de 724 sacerdotes de los que 672 residen en la diócesis; 10, en otras diócesis; y 42, en el extranjero.
Por su parte, la ayuda de Cáritas se desarrolla a través de las 440 centros parroquiales que cuentan con servicios de atención y acogida parroquial, 50 economatos, 17 proyectos de infancia y 12 proyectos de familia, cursos de formación para el empleo y para la integración de los inmigrantes, entre otras actividades. Junto a estas acciones, Cáritas diocesana desarrolla proyectos de vivienda, para la mujer, la inmigración y para las personas sin hogar. En total, el número de personas beneficiarias de su acción en el año 2014 fue de 86.649, y han sido 4 millones de euros los destinados a estos fines. Asimismo, para la labor misionera la diócesis ha destinado más de 1.300.000 euros, unidos a la ayuda en el exterior, que a través de Manos Unidas, 1.854.333 euros.
Tus donativos desgravan más
El 1 de enero de 2015 se modificó la Ley 40/2002, conocida como ‘Ley de Mecenazgo’. A partir de su entrada en vigor, en el ejercicio de 2016, las desgravaciones fiscales para donativos entregados por personas físicas y por personas jurídicas aumentan. Para el ejercicio de 2016, de los primeros 150 euros donados por personas físicas se podrá deducir el 75%, y el 30%, del resto. Unas cifras que hasta el año 2014 venían a ser del 25% en ambos casos; y que en el ejercicio de 2015 han pasado al 50% y 27,50%, respectivamente.
¿Qué se hace con los donativos?
Con el dinero que la Iglesia recibe se celebra la Eucaristía de cada domingo, se administran los sacramentos, se celebran las fiestas de piedad popular, se mantienen iglesias y ermitas, se paga el salario de sacerdotes y de personas que trabajan directamente en la labor pastoral; se sostienen los seminarios y otras instituciones… Catequesis, formación, caridad, promoción social y atención a las personas en situaciones de conflicto, falta de salud o soledad son solo algunas de las acciones concretas que realiza la Iglesia en beneficio de todos.