Presentación del libro de Vicente Subirá "Ser católico autentico", presentado por el obispo auxiliar de Valencia D. Esteban Escudero.

Presentación del libro de Vicente Subirá «Ser católico autentico», presentado por el obispo auxiliar de Valencia D. Esteban Escudero.

El sacerdote valenciano Vicente Javier Subirá García, canónigo emérito de la Catedral de Valencia, que fue también vicario judicial y juez del Tribunal Eclesiástico de Valencia, falleció este jueves 28 de julio a los 93 años de edad en el Hospital General de Valencia, donde se encontraba ingresado.
Natural de la ciudad de Valencia, Vicente Subirá recibió la ordenación sacerdotal en la propia capital valenciana en 1947, año en que fue nombrado párroco en la localidad alicantina de Torremanzanas, perteneciente entonces a la diócesis de Valencia. En 1950 viajó a Roma para ampliar estudios en Derecho Canónico durante dos años.
Posteriormente, a partir de 1952, Vicente Subirá desempeñó otros oficios pastorales como notario y provisorato en la Curia del Arzobispado de Valencia, y como Vice Provisor, desde 1956.
En 1974, fue designado Juez provisor en el Arzobispado de Valencia y en 1984, recibió el nombramiento de Vicario Judicial de la diócesis, responsabilidad que ejerció hasta el año 2000.
Igualmente, Vicente Subirá fue nombrado canónigo de la Catedral de Valencia en 1970 y tuvo la función de canónigo doctoral de la Seo desde 1991, hasta su paso a la categoría de canónigo emérito en 1999.
También fue miembro del Consejo Presbiteral de la diócesis, de 1989 al año 2000, y del Consejo de Consultores, de 1994 a 2001.
De igual forma, fue autor de numerosos libros y artículos periodísticos.