L.B. | 22-09-2017

El comedor social de Hermandades se encuentra en la Pza. del Negrito. (Foto: A.SÁIZ)

El movimiento de trabajadores cristianos Hermandades del Trabajo acaba de celebrar su 70 aniversario y se mantiene como un instrumento plenamente vigente para el apostolado en el mundo del trabajo.
Fundadas en Madrid en 1947 por el sacerdote Abundio García Román para mejorar las condiciones de vida y facilitar el descanso de los trabajadores, así como para mejorar su formación humana y espiritual, llegaron a Valencia en 1953 de la mano del sacerdote Moisés Sánchez.
Promoción del trabajador
En la actualidad, en Valencia, Hermandades ofrece a sus socios diversas actividades y servicios de tipo cultural y social como jornadas y cursos de formación, clases de informática, talleres de teatro o actividades musicales, así como viajes culturales que ya han permitido a sus afiliados recorrer toda Europa y España.
Hermandades también cuida de la formación espiritual de sus afiliados con ‘El Cenáculo’, unas charlas que imparte el consiliario del movimiento, Antonio Corbí, sobre Doctrina Social de la Iglesia. Además, mensualmente los socios pueden participar en un retiro espiritual.
Y todo ello con el fin de cumplir su objetivo inicial de buscar la promoción integral de los trabajadores mediante su formación y capacitación en todos los ámbitos de la vida: profesional, social, humano y, por supuesto, religioso. Además de buscar una relación fraternal, de ‘hermandad’, entre los trabajadores o compañeros.
Comedor y residencias
Pero junto a las actividades formativas y culturales, Hermandades del Trabajo también se ocupa del descanso de los trabajadores. Así, dispone de un comedor social, que está abierto todos los días excepto sábados, para los afiliados y no afiliados, en su sede central de la plaza del Negrito, en horario de 10 a 16 horas, y con unos precios muy asequibles.
Especialmente solicitadas, sobre todo por familias jóvenes con hijos, están las tres residencias veraniegas de Hermandades: ‘Ariane’, en Mareny Blau; ‘Les Forques’, en Serra; y ‘Los Cloticos’, en Bejís. En ellas los socios pueden pasar hasta quince días de vacaciones con toda su familia en unos parajes privilegiados. En estas residencias se puede disfrutar de numerosas actividades de ocio y, sobre todo, de mucho descanso. Todas ellas tienen capilla con servicio religioso.
Las residencias están abiertas del 1 de julio al 15 de septiembre, aunque la de Serra abre también en Semana Santa y Pascua. Pero los afiliados pueden, además, acudir a cualquiera de las residencias que Hermandades del Trabajo tiene por toda España.
Para disfrutar de todas estas ventajas que ofrece Hermandades, basta con que esté afiliado el cabeza de familia.
Hermandades del Trabajo Pza. del Negrito, 3 – Valencia 96.391.27.90