S.Martos / B.Nava | 01-08-2013
Peregrinos valencianos en la playa de Copacabana. (Foto: Samuel Martos)Con muchas ganas de poner ya en práctica todo lo recibido en estos días “extraordinarios” y de “armar lío” en la diócesis -tal y como indicó el Papa en su discurso ante los jóvenes argentinos- vuelven los cerca de 264 peregrinos valencianos que han estado junto al papa Francisco en Río de Janeiro.
“Me ha apasionado la claridad del papa Francisco”, dice ‘Tiki’, que es como conocen los peregrinos a Francisco Javier Fernando Bosch, de 20 años, estudiante de Historia. “Me maravilla cómo el amor fraterno de Cristo se ha hecho presente entre nosotros”, añade. A Valencia regresa con el objetivo de una “vida coherente con Cristo” y, como ha dicho Francisco, “dejarse hacer y dejarse labrar por el Sembrador sin ponerle trabas”, y un agradecimiento a los feligreses de Nossa Senhora do Carmon de Curitiba, “que nos acogieron dándonos lo mejor que tenían como si fuera el mismo Cristo”.
Para la hermana Cristina Pérez Melián, de la congregación Pureza de María, en Valencia, ha sido un “momento inolvidable de comunión eclesial”. “Estoy impresionada aún por los millones de jóvenes que han acudido a la convocatoria por el Papa, un pueblo nuevo basado en el deseo del Señor de que seamos uno”.
Isabel Mínguez Esteve, de 20 años, ha comprobado cómo “las JMJ siempre marcan un antes y un después”. En su regreso a Valencia recuerda, sobre todo, la vigilia de jóvenes en la que Francisco, “en sólo 15 minutos, consiguió llegar a todos, a los que estaban y a los que no”. Se muestra sorprendida por las palabras del Papa, “que nos dijo las cosas muy claramente”.
David Miota Hurtado, de 20 años, estudiante de Gestión económica y financiera, reconoce que tantas horas de autobús y de convivencia en la JMJ le han hecho “más comprensivo, servicial, atento y humilde”. Ver tantos jóvenes demuestra que “Dios nos toca a todos en el corazón” y ahora “vuelvo a Valencia más reforzado en la fe con muchos ánimos y fuerza para, en casa y fuera de ella,
transmitir todo lo que se me ha dado”. Y es que esta peregrinación “me ha ayudado a entender mejor mi historia, en la que todo pasa por algo y siempre para un bien mayor”.
Con sorpresa, los jóvenes valencianos recibían al comienzo de su peregrinación una llamada telefónica muy especial. Monseñor Carlos Osoro les transmitía, a través del presidente de la comisión diocesana para la Infancia y la Juventud, Óscar Benavent, que “estoy con vosotros en espíritu”. El arzobispo de Valencia también les indicó que “toda la archidiócesis reza por vosotros”.

Y además, en la edición impresa de PARAULA… – Crónica del viaje del Papa a Río de Janeiro. Desde su visita a la favela de Varghina hasta la misa conclusiva en la playa de Copacabana pasando por su encuentro con jóvenes drogodependientes, dirigentes y curia, así como la vigilia, el Via Crucis…. – La JMJ en imágenes. Las fotos más curiosas que han sucedido durante la estancia de Francisco en Brasil. – 30 claves de los mensajes del Santo Padre en la JMJ