Familias participantes en el encuentro en la parroquia de Santo Tomás Apóstol. Foto: Javier Peiró

Familias participantes en el encuentro en la parroquia de Santo Tomás Apóstol. Foto: Javier Peiró


L.B. | 1-1-2015
Cientos de familias llenaron el pasado sábado 27 el centro de la ciudad de Valencia, a donde llegaron procedentes de distintas poblaciones de toda la diócesis para celebrar su gran fiesta, el ‘Día de la familia misionera’, al que habían sido convocadas por el arzobispo, el cardenal Antonio Cañizares.
Desde media mañana las calles y plazas del centro se fueron llenando de niños que corrían y jugaban mientras esperaban a que comenzara la celebración de la Palabra que se llevó a cabo en ocho lugares distintos, donde los asistentes se congregaron según su lugar de procedencia: las parroquias de Santo Tomás Apóstol, San Martín Obispo, la Santísima Cruz y San Esteban, a las que se sumaron la iglesia de El Salvador, la casa de las religiosas de María Inmaculada y la capilla de la Escolanía de la Virgen.
Testimonios de familias
Dirigidos por sus respectivos vicarios episcopales, los asistentes participaron en una celebración de la Palabra en la que se profundizó en el tema de la jornada, ‘Familia, itinerario de fe’ y se les animó a cumplir los cinco compromisos de las familias misioneras: comer juntos al menos una vez por semana para hablar; leer juntos el Evangelio del domingo y rezar, al menos, un misterio del Rosario; tener en casa el ‘rincón del encuentro’ con el crucifijo, la Biblia y el catecismo; participar juntos de la eucaristía dominical; y manifestar con obras y palabras que se es una familia cristiana.
Lea el reportaje íntegro en la edición impresa de PARAULA