Foto Alberto Sáiz

Foto Alberto Sáiz


Valencia celebró este jueves 22 a San Vicente Mártir, patrón de la archidiócesis y también de la capital valenciana, donde murió sin renunciar a su fe tras ser torturado en el año 304 durante la persecución ordenada por el emperador romano Diocleciano.
La Catedral de Valencia, donde se venera el brazo del santo desde hace 45 años, acogió la solemne misa estacional presidida por el obispo emérito de Mondoñedo-Ferrol, monseñor José Gea Escolano, al encontrarse el arzobispo de Valencia, el cardenal Cañizares en Madrid durante la mañana en la reunión del Comité Ejecutivo de la Conferencia Episcopal Española.
Después de la comunión, la imagen de madera plateada de San Vicente Mártir, obra del escultor valenciano del siglo XVIII José Esteve Bonet, ha sido trasladada en procesión, según han informado a la agencia AVAN fuentes de la comisión de Liturgia del Arzobispado.
El recorrido de la imagen comenzó en la plaza de la Reina, siguiendo por la calle del Mar, Avellanas, plaza del Arzobispado y plaza de la Almoina para regresar a la Catedral, donde ha concluido la misa, han añadido.
Este año, en la eucaristía la Coral Catedralicia se ha interpretado la misa a cuatro voces mixtas y órgano, compuesta por el músico francés Marie-Joseph Erb y el motete dedicado a San Vicente Mártir de Juan Bautista Pastor.
Patrono de la archidiócesis de Valencia
San Vicente Mártir es patrono de la archidiócesis de Valencia y, dentro de ella, también de la capital valenciana, del distrito de Benimàmet, de las localidades de Guadassuar y Corbera y titular, igualmente, de las parroquias de la pedanía de Venta de Gaeta, en el término de Cortes de Pallás, y de la del faro de Cullera, donde se le profesa enorme devoción porque el cuerpo de san Vicente apareció en una playa próxima tras ser arrojado al mar con una rueda de molino atada al cuello.
Mensaje a los valencianos
El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, pidió a los valencianos, con motivo de la fiesta de San Vicente Mártir, patrón de la archidiócesis valentina y de la propia capital valenciana, que “hagamos caso de la sangre de miles y miles de hermanos cristianos que están siendo masacrados, porque hay un plan equivocado, diabólico, pero que no podrá triunfar porque esos mártires son la semilla de nuevos cristianos como lo fue San Vicente Mártir”.
En declaraciones a la agencia AVAN, el purpurado destacó que a pesar de que la actual persecución contra los cristianos “ parece como si fuese algo lejano, y es verdad que están a muchos kilómetros, son ,sin embargo, hermanos nuestros que están sellando con su sangre el testimonio de que Jesucristo es el único en el que podemos encontrar la salvación”.
Además, “están siendo martirizados por motivos ideológicos, no religiosos, y con su testimonio nos están diciendo a todos que es la hora de confesar la fe en Jesucristo para cambiar una sociedad en la que no quepa eliminar a personas por ser fieles a su religión, a su conciencia”, precisó el titular de la archidiócesis de Valencia.
“A todos los valencianos les pido que estén muy cercanos a tantos cristianos que están siendo mártires hoy, que estén cercanos con su oración pero también con el cambio de sus vidas, lo que supone vivir, a lo mejor no el martirio de sangre, sino la confesión de fe día a día, hora a hora, en la familia, en el trabajo, en la fábrica, en la universidad, en la vida social o pública, en la política” y, también, “demostrar con obras y palabras que Jesucristo está por encima de todo, y que hay que obedecerle a Él antes que a los hombres, como hizo San Vicente Mártir”.
Por último, el cardenal Cañizares señaló que seguir el ejemplo de San Vicente Mártir hoy, significa “entregar la vida derramándola en el amor, en el servicio, en el apoyo a la persona humana por encima de toda consideración, superando el relativismo rampante, tremendo que nos está ahogando y carcomiendo como un tumor, como una metástasis que desangra nuestra propia sociedad”. Frente al relativismo, el Cardenal ha subrayado que “afirmar la verdad no es intolerancia sino hacer posible un mundo que se realiza por el amor”.