AVAN | 20-06-2012

Vista general de la catedral, llena, durante la celebración. (Foto: Alberto Sáiz)

Vista general de la catedral, llena, durante la celebración. (Foto: Alberto Sáiz)


Más de dos mil mujeres llenaron la Catedral con motivo de la misa de fin de curso de ‘Tyrius’, presidida por el arzobispo de Valencia, monseñor Carlos Osoro, en la que  concelebraron más de una veintena de sacerdotes, y en la que el prelado animó a las participantes a “defender la familia, que fue la estructura en la que Dios mismo se hizo presente en este mundo”.
Monseñor Osoro invitó a las integrantes de la Asociación valenciana de Amas de Casa Tyrius a “asumir el compromiso para poner todos los medios como esposas, madres y hermanas para que la presencia del Señor permanezca y no desaparezca en la familia, la estructura viva más importante que existe”.
Durante su homilía, el prelado se refirió a la situación económica actual y afirmó que “defender la presencia de Dios es entregar los valores más importantes en un momento en el que todos hablamos de crisis económica, pero que es, sobre todo, de valores y de querer ocupar la vida sólo con tener cosas”.
Asimismo, el Arzobispo también mostró su preocupación porque “este es un momento de la historia en que la humanidad, de diversos modos y maneras, intenta esconder la presencia de Dios” y exhortó a las amas de casa a seguir el modelo de san José, que “buscó todos los medios por mantener la presencia de Dios cuando Herodes quería matar al niño Jesús”.
La Asociación Tyrius organiza a lo largo del año cursos y diversas actividades para las más de 170.000 afiliadas con las que cuenta actualmente. Además, promueve cursos de voluntariado y de aprendizaje y mantiene en Valencia pisos para atención a mujeres en riesgo de exclusión social. Otras de sus actividades se centran en la atención y visitas a enfermos y ancianos.
La asociación, que fue creada en 1967, cuenta en la actualidad con un total de 236 delegaciones en la provincia de Valencia y, a pesar de que se trata de una organización civil y aconfesional, “el 90 por ciento de sus integrantes forman parte de grupos parroquiales o entidades de apostolado social”, según fuentes de la entidad. Asimismo, Tyrius dispone de un gabinete con abogadas “que se dedican a informar y formar al consumidor, entre otras cosas, para que sepan cuándo van a comprar qué derechos van a tener o qué reclamaciones van a poder presentar”.