REDACCIÓN | 2-10-2014

Vicente Fontestad se dirige a Mons. Osoro en nombre de toda la diócesis.  M.GUALLART

Vicente Fontestad se dirige a Mons. Osoro en nombre de toda la diócesis. M.GUALLART


El vicario general de la archidiócesis de Valencia, Vicente Fontestad, leyó al término de la misa de despedida una carta a Mons. Osoro haciéndose eco “del sentimiento y afecto de toda la Iglesia en Valencia”. En ella resaltó su “identidad tan trasparente de pastor, de padre y de amigo” durante todo su pontificado.
Fontestad aseguró que “nunca hubiésemos querido vivir esta celebración de despedida pero, como usted nos ha enseñado siempre, hay que estar dispuesto para entregarse y para darse sin reservas” y señaló que “sólo Dios sabe lo que ha sembrado en el corazón de sus diocesanos”.
Igualmente, Fontestad expresó  “nuestro más profundo reconocimiento por hacer fácil el anuncio del Evangelio a través de la acogida personal, del encuentro, de ponerse del todo en la calle”.
Además, precisó el reconocimiento de la archidiócesis de Valencia a monseñor Osoro “por su gran creatividad para abrir caminos a Jesucristo en medio de nuestra sociedad, con empeño constante de diálogo y anuncio” y destacó la puesta en marcha del Itinerario Diocesano de Renovación, ya concluido, y del Itinerario Diocesano de Evangelización.
A través de la misiva, también transmitió el reconocimiento al prelado por su “huella de compromiso, de comprensión y apoyo para todos, dejando su olor de buen pastor en cada uno de los que formamos esta Iglesia” así como el agradecimiento “por habernos puesto en misión”.
Fontestad subrayó de monseñor Osoro sus “esfuerzos por salir, conocer y querer a todos, por supuesto y muy especialmente a los alejados y hacernos sentir a todos que somos necesarios para hacer realidad el proyecto de Dios”.
En la misma línea, transmitió el agradecimiento “por motivar a nuestros jóvenes en el compromiso de la oración asidua, reuniéndose con ellos mensualmente en la Basílica; por contagiarnos el valor de la vocación y poner a nuestro Seminario como lugar central en nuestra diócesis; y por su interés paternal por todos y cada uno de los sacerdotes”.
Ayuda a otras diócesis
Por otro lado, el vicario agradeció al prelado “su preocupación por todas las diócesis” y destacó que “en este momento son 38 los sacerdotes de Hispanoamérica, Asia y África que están cursando sus estudios en nuestros centros educativos.
En la carta, Fontestad indicó que “los que hemos tenido la fortuna de estar más cerca de usted, sabemos que usted no improvisa, todo lo trata previamente con el Señor y nada es para usted tan importante como el alimento espiritual de la oración”. En este sentido, el vicario recordó la aportación del prelado a la devoción de la Eucaristía “que queda reflejada en la capilla de Adoración Perpetua”.
En las líneas finales de su carta, el vicario general hizo referencia al regalo de agradecimiento de la archidiócesis a monseñor Osoro, “un regalo que estamos seguros que usted valora y que nos hará presente en su corazón cada día, una copia fiel del Santo Cáliz, que puso en su escudo episcopal como arzobispo de Valencia”.
Por último, Vicente Fontestad recordó que en Valencia “estará siempre su casa, su familia y su porción de Iglesia, que se compromete a seguir creciendo bajo la guía y estimulo del cardenal Antonio Cañizares”. Finalizó diciendo que “le acompañaremos desde Valencia con nuestra oración y cariño”.