B.N. | 16-04-2015
sv-PilabautismalintEl Pleno del Consell de la Generalitat Valenciana aprobó el viernes 10 de abril la declaración de ‘Els Miracles de Sant Vicent Ferrer’ como Bien inmaterial de Interés Cultural autonómico (BIC).
Esta representación “constituye una joya del teatro español y, en virtud de su pervivencia multisecular y el número de las piezas escritas, son una de las manifestaciones más significativas del teatro valenciano”, indica el decreto del Consell.
El documento agrega que son “representaciones teatrales infantiles, obritas dramáticas, protagonizadas por niños menores de 14 años vestidos con ropa de la época, y tienen como texto piezas cuyo núcleo argumental está relacionado con algún milagro atribuido al santo”.
Además, destaca de estas representaciones su “inequívoco valor patrimonial” ya que “son expresión viva y popular de un pueblo, de origen vecinal, surgida y perfeccionada a través del tiempo como manifestación artística, cultural, devocional y satírica y como expresión festiva singular”.
La Junta Central Vicentina expresó su satisfacción por tal decisión que supone un notable respaldo a las escenificaciones de los ‘miracles’ en honor al patrón de la Comunitat Valenciana, San Vicente Ferrer.
El decreto, que fue publicado el día 13, festividad del santo, en el Diario Oficial de la Comunitat Valenciana y en el Boletín Oficial del Estado describe los detalles que identifican, definen el ámbito espacial y temporal de ‘Els Miracles’ y fija las normas de protección de los mismos, estableciéndose como medida de protección que la Generalitat Valenciana velará por el normal desarrollo y la pervivencia de esta manifestación cultural y tutelará la conservación de sus valores tradicionales.
Los milagros se escenifican en las calles sobre escenarios decorados con temática religiosa y son conocidos como Altars de Sant Vicent. “Entre los altares que se levantan, el más antiguo, es el llamado Altar del Mar, que data de 1461 y se instala cada año junto al Pouet de Sant Vicent”.
Además del Altar del Mar, la ciudad de Valencia cuenta con otros altares como el Altar del Mercat de los siglos XVI-XVII, el Altar del Tossal con antecedentes en el siglo XVI y documentado en 1655; el Altar del Pilar, de 1877; el Altar de Ruzafa con antecedentes en 1706 y documentado en 1879 o el Altar del Carmen de 1903, entre otros.
Asimismo esta representación en los altares también tiene lugar en poblaciones cercanas a la ciudad de Valencia.
Las representaciones de ‘els miracles’ comienzan siempre el lunes -festividad del santo- por la tarde, después de las procesiones de la mañana y de la subida de la talla del patrón al altar.
Con esta tradición se pone el punto de partida a la representación de las obras que se repiten a lo largo de la tarde de dos a tres veces, dependiendo del altar.

Lea en la edición impresa de PARAULA las celebraciones de San Vicente Ferrer, patrono de la Comunitat