La Iglesia en Valencia, en lucha contra el paro El Arzobispo presenta la comisión que afrontará los retos del empleo digno y la regeneración social
La presentación se pudo seguir a través del canal de YouTube del arzobispado de Valencia. FOTO: V.GUTIÉRREZ

REDACCIÓN | 18.6.2020

El arzobispo de Valencia, el cardenal Antonio Cañizares, presentó por videoconferencia la nueva Comisión diocesana creada ante las consecuencias económicas y sociales originadas por la pandemia del covid-19. Una comisión, como explicó, comprometida a colaborar con otras instituciones civiles y sociales, que atenderá prioritariamente el empleo digno y la regeneración social, junto a otros aspectos necesarios para el bien común de la persona y del tejido social.

En este sentido, señaló que “necesitamos políticos de la concordia, que sigan la trayectoria que hemos heredado, que se plasma en la Constitución”. “Una clase política que defienda por encima de todo los derechos fundamentales, que trabaje por la paz, que trabaje por el diálogo, no por los propios intereses, no por las ideologías. Que trabaje por España, por encima de todo el bien común, que a veces entre los políticos no se conjuga. Les pido, por favor, que dejen de resucitar viejos fantasmas, que están superados, que España no quiere eso. España lo que quiere es paz, concordia, trabajo”, añadió.

El Cardenal indicó que esta Comisión nace para la “reconstrucción o reconstitución moral, cultural, religiosa, social ante las crisis que nos aflige y para colaborar con quien corresponda en el bien común de España, en estos momentos, en los que la Iglesia en Valencia, siguiendo lo dicho en el Vaticano II, asume los gozos y esperanzas, las tristezas y sufrimientos de los hombres con los que se siente enteramente solidaria”.

Esta Comisión está integrada por Cáritas Valencia, la Universidad Católica de Valencia y varios sacerdotes y empresarios a los que ha elogiado “su labor e implicación” para garantizar el empleo digno ante esta “terrible situación” derivada de la crisis sanitaria.

En este sentido, el cardenal Cañizares elogió la labor de Cáritas diocesana y las Cáritas parroquiales, “entre otras instituciones de caridad y servicio a los pobres y necesitados, a los enfermos y ancianos”. Y trasladó palabras de gratitud a los miles de voluntarios tanto de Cáritas como de otras entidades porque son “un verdadero ejército al servicio de los más pobres”.
En esta misma línea, resaltó la tarea de la diócesis en el campo del matrimonio y la familia, en el terreno de la formación, por el Instituto Juan Pablo II de la UCV, en el de la Pastoral familiar y en el de la atención por parte de la Vicaría Judicial en el tema de conflictos, para la mediación y concordia que ha seguido activo incluso en estos tiempos de confinamiento

Labor de la Iglesia
Durante la presentación el vicario general y de economía de la Archidiócesis, Vicente Fontestad, anunció la erección de una parroquia personal para la comunidad católica africana. También explicó que durante el periodo de confinamiento, “los sacerdotes han querido estar cerca de sus feligreses, les han acompañado, con una labor increíble de creatividad para hacer posible que la comunidad cristiana los percibiese a su lado, a través de la celebración por medios digitales de misas, reflexiones, oraciones, adoraciones del santísimo, encuentros y preparación de catequesis, entre otras”.

Asimismo, “se ha procurado que la familia sea una Iglesia doméstica donde se rezaba y transmitía la fe, que los padres tomen conciencia de que son los verdaderos catequistas y responsables de la fe de sus hijos”, señaló. En sus palabras enumeró todas las iniciativas que se han llevado a cabo en la diócesis en la atención a los fieles y en especial a los más necesitados. Entre ella citó las iniciativas de caridad, la atención del Arzobispo a los sacerdotes, las retransmisiones de la misa a través de varios medios o la puesta en marcha de la campaña #Yotambiensoyparte.

Atención de Cáritas
Por su parte, el director de Cáritas Diocesana de Valencia, Ignacio Grande, aseguró que “por desgracia, a día de hoy, el trabajo parece más un privilegio que un derecho” y señaló la necesidad de fomentar el empleo digno, “porque es una herramienta que normaliza y empodera a la persona”. En su intervención destacó la importancia del acceso «a los derechos fundamentales» y desgranó las cifras de la entidad en su atención en los últimos meses.