REDACCIÓN | 11-10-2019

El Cardenal presidió la eucaristía de inicio de curso y bendijo las nuevas instalaciones de la CEU UCH. (FOTO: VICTOR GUTIÉRREZ)


La Universidad CEU Cardenal Herrera inauguró el Paraninfo con la celebración del Acto de Apertura del curso académico 2019-2020. El nuevo edificio se ubica en una gran plaza central de más de 10.000 m2, y junto al futuro edificio del Rectorado, ya en construcción
Con estas instalaciones, la CEU UCH completa la penúltima fase del Campus de Alfara del Patriarca y proporciona a sus estudiantes nuevos espacios destinados a la convivencia y el encuentro universitario.
En el acto, que tuvo lugar el pasado miércoles 2, el rector del CEU, Vicente Navarro de Luján, apeló a “un gran pacto nacional por la enseñanza que dote a nuestro sistema educativo de continuidad, estabilidad, pluralismo y coherencia”.
El rector de la CEU UCH y el gran canciller de la Universidad, Alfonso Bullón de Mendoza, presidieron los actos de inauguración del nuevo edificio y apertura del curso académico.
La jornada contó también con la asistencia del capellán mayor y canciller secretario del Arzobispado de Valencia, José Francisco Castelló; la directora general de Universidad, Investigación y Ciencia, Pilar Ezpeleta; el presidente de la Diputación de Valencia, Antoni Gaspar, entre otras autoridades y representantes de la sociedad valenciana.
Vocación de servicio
En su primer discurso como rector, Vicente Navarro de Luján destacó el carácter internacional de la Universidad y su compromiso con “proseguir esta tarea de internacionalización”. Un 31% de los estudiantes de Grado son internacionales, procedentes de más de 80 países distintos.
Junto a este compromiso, el Rector recordó el carácter fundacional del CEU y señaló su deseo de “mantener nuestra acción de facilitar la presencia de estudiantes cuya voluntad de optar por nuestro modelo educativo no se vea impedida por razones económicas”. Afrontar el reto de la nueva sociedad digital, continuar apostando por la investigación que aporta valor social o ser motor cultural, fueron otros de los retos que ha destacado Navarro de Luján.
El Rector señaló que desde su inicio “el CEU existe con una clara vocación de servicio público, porque este concepto engloba no solo a las instituciones públicas que ofrecen una determinada prestación a los ciudadanos, sino que también, en una visión de sociedad abierta y democrática, el servicio a los ciudadanos puede ser proveído por instituciones surgidas de la iniciativa social”.
En este sentido, recordó que “nos sentimos parte del sistema universitario de la Comunidad Valenciana. La Conselleria nos hallará siempre propicios a la colaboración, desde nuestra propia identidad y especificidad”.
Vicente Navarro de Luján señaló que “en la tarea de la enseñanza no sobra nadie” y apostó por “un gran pacto nacional por la enseñanza que dote a nuestro sistema educativo de continuidad, estabilidad, pluralismo y coherencia, sin olvidar la necesidad que todos percibimos de una nueva legislación universitaria que brinde a nuestras universidades de dinamismo y capacidad de afrontar el futuro con flexibilidad”.
Por su parte, el gran canciller de la CEU UCH destacó el papel de las universidades formando “no solo magníficos profesionales sino sobre todo personas”.
Convivencia internacional
El nuevo Paraninfo de la CEU UCH preside una gran plaza ajardinada, ubicada en el centro del campus universitario, que se convertirá en el eje de la vida social de la Universidad. Con más de 2.100 m2, el edificio cuenta con un vestíbulo en la planta baja con zonas de sombra exteriores y, en la primera, dispone de un foyer (vestíbulo de transición) para exposiciones, además de un aula magna con capacidad para 550 personas. La plaza ajardinada exterior dispone de zonas de estar para los estudiantes, así como trazados de pavimentos que relacionan los diversos edificios del CEU en su campus.
Redescubrir al Patriarca
El acto de apertura fue precedido por la eucaristía de inicio de curso, presidida por el arzobispo de Valencia, cardenal Antonio Cañizares, en la iglesia del Seminario Metropolitano de Moncada. Tras la misa, el acto comenzó con la lectura de la Memoria del curso 2018-2019 por parte del secretario general de la CEU UCH, José Manuel Amiguet, y la lección magistral dedicada a la figura del Patriarca san Juan de Ribera, que da nombre a la localidad de Alfara, donde la CEU UCH culmina este curso su campus. El catedrático de Historia Moderna, Emilio Callado, experto en la figura del santo, resumió su vida y obra cuatrocientos años después, a la luz del siglo XXI.
Villarreal CF
En el transcurso del acto, el Rector y el Gran Canciller entregaron la Medalla al Mérito de la Universidad al Villarreal CF “en reconocimiento a una trayectoria que ha trascendido el ámbito del fútbol para convertirse en una entidad dinamizadora del deporte en general, por ser referente de valores de la cultura del mérito como forma de mejorar y comprometerse con la sociedad, así como por haber contribuido de forma relevante al desarrollo del proyecto de esta Universidad en su campus de Castellón”.
La medalla fue recogida por el presidente del club, Fernando Roig, quien destacó los valores y objetivos formativos que comparten ambas instituciones y expresó su deseo de que las autoridades competentes autoricen cuanto antes la implantación del Grado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte en el CEU de Castellón.

Innovadores por tradición

En el transcurso del acto, la Universidad también entregó los premios Innova(c)ción 2019 en la docencia y en los servicios, una iniciativa de la CEU UCH que reconoce anualmente los proyectos que mejoran la experiencia formativa de los estudiantes. En esta ocasión, los premios distinguieron diferentes iniciativas, impulsadas por profesores y personal de administración y servicios, que a través de la emoción, las nuevas tendencias de comunicación o la integración de nuevas tecnologías, han conseguido transformar la experiencia del aprendizaje. Además, en esta edición se premiaron también proyectos innovadores en la Educación Escolar y Profesional.