REDACCIÓN 29-04-2016

Alumnos de Infantil en el colegio Claret de Xàtiva celebrando las fallas.

Alumnos de Infantil en el colegio Claret de Xàtiva celebrando las fallas.


La Fundación Colegios Diocesanos San Vicente Mártir, que actualmente integra a un total de 68 centros escolares dependientes del Arzobispado de Valencia, ha expresado su “inquietud, malestar y preocupación” por la supresión de aulas en la enseñanza privada concertada decidida por el Consell.
Según el gerente de la Fundación, Miguel Ángel Coello, se trata de un “sentir general de malestar en el sector de la enseñanza concertada” ya que la propuesta de reducción de uni­dades concertadas “es muy elevada para los colegios con­certados”.
Concretamente, en el caso de los colegios diocesanos, son nue­ve los centros a los que se les propone reducción de unidades y “nos preocupa no tanto el he­cho de suprimir unidades allí donde por circunstancias no hubiera alumnos, sino los criterios por los cuales se propone reducir”, ha expresado a la agencia de noticias AVAN.
Así, “muchas de las propuestas” para eliminar aulas es en colegios en los que “por cir­­cunstancias un curso se ha producido una pequeña disminución de alumnos y se considera que ese descenso “se va a producir para siempre”.
Además, “estamos en un momento en que todavía no hemos empezado el proceso de admisión de alumnos” y ya hay un cole­gio, en Catarroja, que le han pro­puesto quitar una unidad de tres años cuando en estos momentos tiene 18 alumnos matriculados.
Según el gerente de la Fundación de Colegios Diocesanos, “lo que no tiene sentido es que se creen unidades en la pública cuando realmente lo que se está buscando es un trasvase de alumnos de la enseñanza privada concertada a la enseñanza pública, totalmente en contra del texto constitucional”. En esta cuestión, según apunta Miguel Ángel Coello, “lo primero que nos sorprendió fue cuando la Administración habló de un arreglo escolar de forma conjunta para la enseñanza pública y la enseñanza privada concertada y la elevada creación de unidades en los públicos”.
“Nosotros defendemos la libertad de elección de centros de las familias, no hacemos debate si enseñanza pública o enseñanza privada concertada, porque consideramos que ambas redes son complementarias”, ha afirmado.“Ahora estamos cumpliendo el procedimien­to establecido para for­­mular las pertinentes alegaciones con ar­­gumentos jurídicos, y argumentos de defensa” por­que “lo que queremos es que se pueda atender la demanda de las familias”.
Los colegios diocesanos afectados por la supresión de aulas decidida por el Consell son el colegio Claret, de Xàtiva; San Antonio de Padua, de Catarroja; San Juan Bosco, de Valencia; El Salvador, de Alcoi; Sagrado Corazón de Jesús, de Chella; ‘La Baronia’, de Gilet; San Antonio Abad, de Canals; Nuestra Señora del Socorro, de Benetússer; y Juan XXIII, de Burjassot.
Firmas en change.org
Por su parte, el colegio Claret de Xàtiva, además de haber ya alegado en tiempo y forma a la Conselleria, ha lanzado una campaña de apoyo al centro ‘No al cierre de 2 unidades en el Colegio Claret Xàtiva’ en la mayor plataforma de peticiones del mundo change.org.
Como argumentación, la dirección del colegio pide que “el criterio de la educación de calidad y la libertad de elección de los padres prevalezca sobre la compensación de aulas vacías en otros centros. De hecho, el centro cuenta con el Nivel III de Calidad Educativa en la Enseñanza, es miembro de la Red de Centros Plurilingües y es Centro Promotor del Deporte, todos certificados emitidos por la Conselleria d’Educació. Además, lleva seis años ininterrumpidos apareciendo en la lista de los 50 mejores colegios de la Comunidad Valenciana”, explican en la plataforma.
Al cierre de esta edición, ya habían conseguido más de cinco mil firmantes.
Admisión del alumnado
Hace pocos días que se dieron a conocer las fechas de admisión del alumnado en las enseñanzas de Educación Infantil, Primaria, ESO y Bachillerato en centros docentes sostenidos con fondos públicos.
En cuanto a las etapas de Infantil y Primaria, las familias podrán presentar las solicitudes entre el 9 y el 19 de mayo. Una vez comprobadas y baremadas las solicitudes, la publicación de las listas provisionales se realizará el 2 de junio en las escuelas.
Sin embargo el proceso arranca sin saberse todavía las zonas de influencia de los colegios que se podrán consultar en los centros educativos con anterioridad al momento en que se inicie el proceso de solicitud.
Como novedad, el alumnado que cambie de etapa, de Infantil a Primaria o de Primaria a Secundaria, tendrá reservada una plaza en los centros adscritos sin necesidad de realizar ninguna solicitud. Otras de las novedades introducidas para el próximo curso académico es que, si no se obtiene plaza en el primer centro elegido, automáticamente la puntuación de admisión contará para solicitar plaza en la segunda opción, y así sucesivamente, hasta agotar las 10 peticiones. En definitiva, las familias podrán optar a las 10 opciones en igualdad de condiciones gracias al hecho de que el procedimiento se realizará simultáneamente.
Reunión de la Mesa por la Educación en Libertad
Al cierre de esta edición de PARAULA, la Mesa por la Educación en Libertad tenía prevista realizar una reunión con todos sus componentes para tratar, entre otros temas, el de la supresión para el próximo curso de 46 aulas en los colegios concertados.
A mediados del mes de abril, la Mesa dio a conocer un comunicado en el que destacaban que “la falta de transparencia” de la Conselleria de Educación en temas como el arreglo escolar o la admisión de alumnos “está angustiando a muchas familias valencianas que carecen de la información para poder matricular libremente a sus hijos a unas semanas de comenzar el proceso”.
La Mesa es una entidad cívica de carácter participativo, constituida como foro de encuentro y comunicación así como un órgano de vigilancia, control y denuncia ante cualquier agresión de los principios mencionados, está integrada por la Federación Católica de Asociaciones de Padres de Alumnos (FCAPA), Federación de Centros de Enseñanza  de Valencia (FECEVAL), Escuelas Católicas de la Comunidad Valenciana (ESCACV), Asociación de Escuelas Infantiles de Valencia (ADEIV-ACADE), Federación de Sindicatos Independientes de Enseñanza de la Comunidad Valenciana (FSIE-CV) y Unión Sindical Obrera de la Comunidad Valenciana (USO-CV) y tiene como portavoz a Vicente Morro, presidente de la Federación.