B.N./ AVAN | 30-05-2012

La mayoría de los voluntarios que acudieron procedían de las Cáritas parroquiales. (Foto: Javier Peiró)

La mayoría de los voluntarios que acudieron procedían de las Cáritas parroquiales. (Foto: Javier Peiró)


Cáritas Diocesana de Valencia organiza organizó su III encuentro diocesano, que reunió en el Seminario Mayor de Moncada a más de mil personas voluntarias de la entidad, en su mayoría de las cáritas parroquiales.
En la jornada, que tenía como lema ‘Vive sencillamente para que otros, sencillamente, puedan vivir’, Cáritas Diocesana presentó las líneas de acción para los próximos años, a través del Plan Estratégico 2012-2017.
El arzobispo de Valencia, monseñor Carlos Osoro, presidió la apertura de este encuentro, en el que participó de forma activa durante todo el día. La jornada incluyó la conferencia ‘Cáritas, presencia y acompañamiento’ a cargo de Sebastián Mora, secretario general de Cáritas Española en el qué explicó la gran labor de la entidad para “mostrar lo que es la caridad a la sociedad”.
Asimismo, a lo largo de la mañana se realizó una mesa de experiencias en torno a la acción de las cáritas parroquiales en la diócesis.
Tras la comida, una gran paella, tuvo lugar un acto conmemorativo del 50 aniversario de Cáritas Diocesana, en el que participó el cantautor Migueli.
El encuentro finalizó con la celebración de una eucaristía, presidida por el Arzobispo. La jornada incluyó, además, una feria solidaria, con exposición y venta de productos elaborados en los proyectos de Cáritas.
Un sentido homenaje
A mitad del concierto de Migueli, se rindió un emotivo homenaje al voluntariado de la institución.
En re­presentación de todos los voluntarios subió al escenario, Clotilde Veniel, la centenaria de Bicorp que quiso agradecer el reconocimiento con la declamación de un poema a la Virgen. Pero también hubo un homenaje para los trabajadores de Cáritas. Amelia del Río, la más veterana ellos, recibió en nombre de sus compañeros un sentido aplauso de los allí presentes.