Carlos Albiach | 14-03-2017

El Cardenal se reunió con las familias en la parroquia Nuestra Señora del Rosario. (Foto: J.Peiró)

El Cardenal se reunió con las familias en la parroquia Nuestra Señora del Rosario. (Foto: J.Peiró)


Las campanas de la parroquia Ntra. Sra. de los Ángeles del Cabanyal anunciaban en medio de un barrio ya en pleno bullicio por las fiestas falleras otra gran cita en el interior del templo: la eucaristía con la que se cerraba la visita pastoral al arciprestazgo 9 San Pío X, que ha llevado en las últimas semanas al arzobispo de Valencia, el cardenal Antonio Cañizares, y a sus obispos auxiliares monseñores Esteban Escudero, Arturo Ros y Javier Salinas a conocer de primera mano la realidad de los barrios del Marítimo y de La Punta. El Cardenal en su homilía destacó que tras la visita “solo tenemos motivos para dar gracias a Dios”.
El Cardenal, ante un templo abarrotado por miembros de las parroquias del arciprestazgo, destacó que en estos días ha quedado impresionado por todo lo que han conocido pero sobre todo “por la capacidad de amar y servir a los más pobres y a los últimos que hay en esta zona”. En este sentido, destacó que le reunión con las instituciones sociales y caritativas y las visitas a colegios como el Santiago Apóstol y Ntra. Sra. de los Desamparados de Nazaret no le ha dejado indiferente. “Aquí se acoge el amor de Dios para mostrarlo y darlo a los demás”, señaló.
Eucaristía en el centro
En su homilía el Arzobispo también destacó que ha visto que “la gracia de Dios no ha caído en saco roto y que se ve que se vive el Evangelio y se cumple la bendición de Dios”. Asimismo, Don Antonio les invitó a poner el centro de la vida de las parroquias la eucaristía: “Que no sea solo ir a misa los domingos sino que realmente esté en el centro de la pastoral con niños, jóvenes, familias y ancianos”.
Con la visita pastoral, les recordó el Cardenal, tanto él como sus obispos auxiliares habían ido a mostrar “que todo está en Cristo”, por lo que, añadió, “tenéis que escucharlo”. En este sentido, destacó que en el Marítimo a través de las cofradías y de la Semana Santa Marinera “se adora con mucha pasión a Cristo”. “Mirad a Cristo y ahí encontraréis la esperanza a todo”, añadió. También apuntó la gran devoción a la Virgen, que está presente bajo diferentes advocaciones.
El Cardenal también señaló, haciendo alusión al Evangelio de la Transfiguración que se había proclamado, que “Dios brilla en los poblados marítimos y pone luz en medio de sufrimientos y oscuridades”.
En la eucaristía tuvieron una participación especial los miembros de las parroquias a través de los cantos, lecturas y preces, así como los miembros de Cáritas y de Juniors de la parroquia El Rosario que llevaron en las ofrendas varias cestas de alimentos.
Acciones evangelizadoras
Antes de finalizar la misa el arcipreste, Jesús Cervera, tomó la palabra para hacer balance de lo que ha sido la visita pastoral. “Si el primer día decíamos bendito el que viene en nombre del Señor hoy decimos que el Señor ha estado grande con nosotros y estamos alegres”. Cervera destacó que el Cardenal y los obispos auxiliares han recorrido las calles y visitado todos los proyectos y colegios, incluso algún colegio público y otros centros no parroquiales como los centros de mayores.
Así, como anunció el arcipreste, tras la visita pastoral “los sacerdotes del arciprestazgo, con sus consejos parroquiales, vamos a elaborar unas líneas de trabajo comunes para concretar el Plan Diocesano de Pastoral Evangelizadora en los Poblados Marítimos, teniendo en cuenta todo lo positivo, todo lo que se puede mejorar y las sugerencias que hemos recogido, junto al Cardenal y los obispos, en estas dos semanas”, explicó.
Estas acciones evangelizadoras se centrarán en ámbitos como “la evangelización de niños y jóvenes a través de la catequesis, con una mayor implicación familiar y con el apoyo de los movimientos Juniors y Scouts, y la ampliación de la formación y experiencia espiritual de los miembros de hermandades y cofradías de la Semana Santa Marinera, entre otros aspectos”, señaló.
En la despedida de la eucaristía el Cardenal agradeció a los sacerdotes y feligreses todo lo vivido en la visita pastoral: “Que Dios os pague todo lo que estáis haciendo en el Marítimo y adelante para seguir haciendo presente el Evangelio”.
Lea el reportaje íntegro en la edición impresa de PARAULA