Mª JOSÉ FRAILE | 12-02-2016

VIsitantes contemplan los frescos restaurados de San Nicolás. V. GUTIÉRREEZ

VIsitantes contemplan los frescos restaurados de San Nicolás. V. GUTIÉRREEZ


El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, ha designado a la parroquia de San Nicolás Obispo y San Pedro Mártir nuevo templo jubilar en el Año Jubilar de la Misericordia. La Puerta Santa, que será la puerta que da acceso a la capilla de la Comunión será abierta por el arzobispo de Valencia, el cardenal Antonio Cañizares, cuando regrese del viaje a México junto al Papa.
La designación como templo jubilar de la parroquia se produjo al día siguiente de la bendición de la restauración arquitectónica y pictórico-ornamental, pionera a nivel internacional por su magnitud y técnicas empleadas, que presidió el pasado jueves el Cardenal. Obtendrán la indulgencia plenaria aquellos cristianos arrepentidos y movidos por la caridad, que peregrinen a la parroquia y sigan las condiciones acostumbradas (confesión sacramental y comunión eucarística dentro de los ocho días anteriores o posteriores y oración por el Sumo Pontífice). Al mismo tiempo “se repartirán los subsidios necesarios en forma de impresos y estampas con oraciones para distribuirlas además a los enfermos”.
La parroquia de San Nicolás se une así al resto de templos jubilares designados para el Año Jubilar de la Misericordia, según el decreto del cardenal Cañizares, como lo son ya la Basílica de la Virgen, junto a la Catedral; las Colegiatas de la Asunción de Nuestra Señora, en Xàtiva y en Gandia; la Basílica de San Jaime Apóstol, de Algemesí; el Santuario de Nuestra Señora de la Encarnación, de Cullera; la parroquia de la Resurrección del Señor de Valencia y el Monasterio de Nuestra Señora de los Ángeles, de El Puig.
Próximas visitas guiadas
Da igual la hora. Las dos entradas al templo (bien por la calle Caballeros, bien por la Plaza de San Nicolás) están permanentemente ocupadas con largas colas de turistas y fieles que se acercan para admirar las magníficas pinturas de la bóveda. Entre 5.000 y 6.000 personas se han acercado a contemplar las pinturas durante el primer fin de semana tras la bendición, explica Corbí.  A su juicio, las sensaciones que han demostrado los visitantes pueden describirse con una “triple A”: alegría, admiración y agradecimiento.
A ello también favorece que se hayan ampliado los horarios de apertura del templo, en los cuales, de momento, se está evitando que acudan visitas de grupos, una situación que “cambiará en las próximas semanas cuando comiencen los horarios específicos de visitas guiadas y que podrán consultarse en la web sannicolasvalencia.com”.
El pasado lunes, la parroquia acogió además el que fuera el ‘primer lunes de San Nicolás’ tras la restauración. A los centenares de fieles que peregrinan cada lunes a cumplir con la tradición de orar ante la reliquia de san Nicolás y san Judas Tadeo, se ha sumado “la afluencia masiva de personas que quieren ver los frescos”, aunque los lunes “son sólo días para la devoción y visitas religiosas, no para las turísticas”, añade Corbí, por lo que también “se cierra la exposición que recoge todo el proceso de la restauración”, y que se podrá visitar  hasta junio, mes en el que “se revisará la posibilidad de mantenerla abierta hasta septiembre”.
A la salida, Javier Zanón y Lola Bardisa, de Valencia, comentan a PARAULA, muy impresionados “la mejora que ha experimentado” el templo y que  sólo por estar en un espacio tan bello “nos anima a volver a retomar nuestra peregrinación todos los lunes”. Las mismas sensaciones de Bienvenida García y su amiga Rosa Bárcenas, que se preguntaban “cómo era posible que hubiera tanta belleza escondida debajo de toda esa capa negra de hollín” y la humedad que habían desfigurado las imágenes. Ellas, acuden todos los lunes a San Nicolás “en más ocasiones para darle gracias que para pedirle favores”.