Redacción | 14-10-2015

Gran ambiente festivo en la Puerta de los Hierros de la catedral de Valencia. (Foto: Alberto Sáiz)

Gran ambiente festivo en la Puerta de los Hierros de la catedral de Valencia. (Foto: Alberto Sáiz)

La catedral de Valencia se vistió de gala para la celebración del 9 d´Octubre y registró una afluencia de fieles masiva. Los valencianos abarrotaron por completo el templo para participar en la celebración del Te Deum, presidido por el cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, después de la solemne misa de acción de gracias previa, para conmemorar el día de la consagración de la Seo por orden del rey Jaime I en el año 1238.
Don Antonio, que agradeció públicamente la gran participación de los valencianos, aseguró que “hoy es un día grande, un día de esperanza”, en el que “celebramos el gozo de haber sido restablecida de nuevo la fe cristiana en Valencia”.
En su homilía, aseguró el cardenal Cañizares que “Jesucristo es lo mejor que ha podido pasarle a la humanidad y, para nosotros los valencianos, lo que celebramos hoy es el acontecimiento más importante para nuestra historia como pueblo, que tiene sus cimientos y se construye desde un proyecto de vida que nada ni nadie nos puede arrebatar”.
Servicio a la sociedad
El Arzobispo indicó también que “Valencia no puede ignorar cómo se ha transformado ella a raíz precisamente de aceptar a Jesucristo y así aparece en sus obras de caridad y de cultura, que nacidas de la fe cristiana y del corazón de la Iglesia han servido tanto y tan bien al pueblo valenciano que hoy miramos con sano orgullo”.
Se referió también a la aportación de la Iglesia que “ha prestado y seguirá prestando grandes servicios a la sociedad y a Valencia y no cejará en su empeño de apostar por el hombre, a través de sus miembros e instituciones en las labores educativas y asistenciales que se han visto fuertemente acentuadas por el crecimiento de los sectores de marginación y el incremento de los nuevos pobres de la sociedad”.
Al término de su homilía, el Cardenal reiteró que “hoy es un día muy grande, un día de esperanza que nos marca cuál es el camino que Dios quiere para los valencianos y el camino no es otro que el de la fe, fe que ha hecho posible que Valencia sea lo que es”.
Los miles de fieles que llenaban la Catedral ovacionaron al término de la homilía al cardenal Cañizares, que concelebró en la misa con el obispo auxiliar, monseñor Esteban Escudero, y el cabildo de la Seo.
Te Deum
Concluida la eucaristía, que tuvo lugar este año en el altar mayor de la Catedral, el cardenal se dirigió a la puerta principal de la Seo donde recibió a la Real Senyera, cedida esta año por la asociación Lo Rat Penat.
Tras besar la bandera valenciana, ante multitud de fotógrafos y cámaras de televisión, y en medio del aplauso de los asistentes, el Cardenal se dirigió hacia el altar mayor de la Seo donde ofició el Te Deum acompañado por monseñor Escudero, y también por el obispo emérito de Lleida, monseñor Joan Piris, natural de la localidad valenciana de Cullera.
Más de una treintena de cantores de la Coral Catedralicia interpretaron el Te Deum, compuesto en 1994, en valenciano, por el prefecto de Música Sacra de la Seo, José Climent, quien dirigió la obra y fue también ovacionado por los participantes.