CARLOS ALBIACH | 28-03-2019

El encuentro se abrió con una eucaristía en la parroquia San Francisco. (FOTO: L.SEGARRA)

Aunque aún faltan unas semanas para la celebración de la Semana Santa la localidad de Oliva empezó a respirar el ambiente de esta celebración el domingo pasado, puesto que se abrieron los actos del la 54ª edición del Encuentro Diocesano de Cofradías y Hermandades de la Semana Santa, en el que participan 41 localidades diferentes de toda la archidiócesis de Valencia. El encuentro se inició con una eucaristía celebrada en la parroquia San Francisco y presidida por el obispo auxiliar de Valencia mons. Arturo Ros.
Tras la misa se inauguró la XXVIII Exposición Diocesana, en la que las cofradías participantes muestran sus imágenes, andas, ornamentos, vestas, y todo tipo de detalles de sus celebraciones y procesiones. La exposición, situada en el Centro Polivalente de Oliva, ha sido visitada también a lo largo de la semana por los alumnos de los colegios de la localidad. En su inauguración participó mons. Ros y el alcalde Oliva, David González.
El encuentro se cerrará este domingo 30 con la XXXIII Procesión Diocesana, donde Oliva sí vivirá realmente lo que es la Semana Santa, ya que más de 4.000 cofrades desfilarán por el centro histórico con sus imágenes y acompañados del sonido de sus bandas de música. Comenzará a las 16:30 h. en la parroquia San Francisco.

La devoción de Oliva a San Vicente Ferrer, presente en el encuentro

Con motivo del Año Vicentino, que se celebra en el sexto centenario de su muerte, en la exposición diocesana está presente una imagen de San Vicente Ferrer. Se trata de la imagen que el año pasado regalaron los festeros de San Vicente de la localidad a la parroquia San Roque. Y es que en Oliva hay una gran devoción al santo dominico y su fiesta cuenta con gran participación. Ese día se celebra una misa en su ermita, entre otros actos. Una ermita muy peculiar, puesto que está sobre la carretera y por debajo pasan los coches. Cuenta la tradición que el santo se hallaba de viaje por estas tierras, seguramente camino a Teulada, cuando numerosos vecinos de Oliva salieron a recibirlo y en ese punto el dominico les dirigió un encendido sermón. Los vecinos de la calle de les Moreres quisieron conmemorar esta visita y en el mismo lugar donde se dice que predicó el santo construyeron esta ermita, que fue bendecida el 29 de abril de 1726.
En esta ermita concluirá la procesión diocesana del 30 de marzo, donde se realizará la oración conclusiva de los actos.