REDACCIÓN | 24-03-2017
catedral-coloniaUn grupo de feligreses valencianos, con la colaboración de la delegación diocesana para los bienes culturales y los bienes histórico-artísticos del Arzobispado, proyecta una peregrinación para los últimos diez días del próximo mes de julio por los diferentes monasterios y abadías europeas que inspiraron la renovación litúrgica del Concilio Vaticano II.
La peregrinación comenzará con el viaje en avión desde Valencia a Bruselas, desde donde se iniciará el itinerario en autobús por las ciudades de Lovaina, Bruselas, Aquisgran, Colonia, Koblenza, Mainz, Heildelberg, Tubinga, Beuron, Constanza, Munich, Melk y, finalmente, Viena, deteniéndose también en los monasterios, abadías y otros enclaves históricos.
Así está previsto que los peregrinos visiten de forma guiada las abadías de Maredsous y de Keizerberg, la Basílica Nacional de Koekelberg, la Capilla Palatina de Aquisgrán, considerada como el monumento principal del Arte Carolingio, la catedral de Colonia, la Abadia de Laach, el Museo de Gutenberg, el castillo de Heidelberg y su universidad, la Universidad de Tubinga, las islas de Reichenau y Mainau en el lago Constanza, y la de Bodensee del estado de Baviera, además de la catedral de Múnich, antes de llegar a la Abadía de Melk en Austria, y, finalmente, a Viena, desde donde se regresará por vía aérea a Valencia.
“En el contexto de la disgregación y deshumanización cultural que nos envuelve, esta peregrinación es una invitación a redescubrir la Liturgia como orden y vida de la Iglesia”, han indicado fuentes de la organización.
Así, “acercándonos a la renovación litúrgica que impulsaron los monasterios benedictinos de centroeuropa y la arquitectura eclesiástica que se originó, experimentamos los espacios litúrgicos de la familia de Dios”.
El viaje está destinado a sacerdotes interesados en el conocimiento de las fuentes de la liturgia, laicos que quieran conocer sus orígenes, arquitectos que deseen trabajar en este campo y, en general, a todas aquellas personas interesadas.
Algunos de los templos de la peregrinación fueron destruidos durante la segunda Guerra Mundial y de nuevo reconstruidos, como la catedral de Colonia. Sin embargo, muchos de ellos se conservaron ya que están situados a las afueras de las ciudades.

mdemiguel@axistravel.es 96.365.34.34