“Profundo dolor de toda la diócesis por los miles -y no sabemos cuántos- de fallecidos” El Cardenal, en la misa funeral en Valencia por las víctimas del coronavirus
La misa funeral fue concelebrada por los obispos auxiliares de Valencia y una veintena de sacerdotes. FOTO: M.GUALLART

REDACCIÓN | 25.06.2020

El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, expresó “el profundo dolor de toda la diócesis por los muchos, no sabemos cuántos pero son miles, fallecidos durante la pandemia por la covid-19, de los que no olvidamos a ninguno, y menos Dios” y destacó que “la Cruz es vida y victoria ante la muerte”.

En la misa funeral por los fallecidos a causa de la pandemia, celebrada en la iglesia parroquial de San Martín en Valencia, el Cardenal aseguró que “a todos nos invade un profundo dolor y tristeza por los sufrimientos tan grandes que han experimentado las víctimas y sus familias, agravados porque muchas de ellas no han sido siquiera acompañadas en su tránsito” y reiteró que “compartimos el dolor de las familias y estamos muy unidos a sus plegarias”.

“A todas las familias de los fallecidos les decimos que les queremos y que, como dice el Salmo, ‘el auxilio nos viene del Señor’”, subrayó el titular de la Archidiócesis, quien encomendó a los sacerdotes celebrar la Eucaristía del sábado en sus respectivas parroquias por esta intención.

En su homilía invitó a todos “a mirar la Cruz, ahí encontraremos lo que necesitamos, el rostro de Jesús. Con esta Cruz de Jesús, el Señor cargó los sufrimientos de toda la humanidad y en la Cruz nos está diciendo Dios cuánto nos ama”. De igual modo, señaló que “el amor de Dios es más fuerte que la muerte, su Cruz es vida y victoria ante la muerte, y la muerte no tiene la última palabra”.

En la misa funeral, el Arzobispo pidió a toda la diócesis “rezar por todos aquellos que han entregado su vida al servicio de sus hermanos”, en referencia, especialmente, a los profesionales sanitarios.

Más adelante, en las peticiones de fieles se elevaron plegarias expresas “por las víctimas de la covid-19, por sus familiares, por los médicos enfermos y demás personal sanitario, y por los investigadores y científicos que buscan soluciones a la pandemia, para que desde el respeto al ser humano el Señor los ilumine en sus trabajos”.

La misa funeral fue concelebrada por los obispos auxiliares de Valencia, monseñores Esteban Escudero y Javier Salinas, así como por una veintena de sacerdotes, entre ellos varios vicarios episcopales.

En el momento de la consagración sonaron las campanas de la iglesia parroquial de San Martín.

También participaron los miembros del Consejo Diocesano de Pastoral, que mantuvieron un encuentro previo en el que abordaron los trabajos del próximo Sínodo Diocesano, se examinó la labor de las distintas vicarías durante el tiempo de pandemia y se analizó la próxima celebración del Año Jubilar del Santo Cáliz, a partir del mes de octubre.

Las parroquias se unen a los funerales por las víctimas de la covid-19

C.A.

Las parroquias de la archidiócesis de Valencia se unieron al funeral convocado por el arzobispo por las víctimas de la pandemia de la covid-19 y por todas aquellas personas que fallecieron durante el estado de alarma y no se pudo celebrar el funeral. A localidades como Paterna y Alcoi, de las que ya informó PARAULA, se han unido otras muchas como Gandia, a cuya misa acudieron numerosos fieles y autoridades municipales encabezadas por su alcaldesa, Diana Morant.
En los próximos días continuarán más misas funerales como es el caso del cementerio parroquial de Benimaclet, que tendrá lugar el 27 de junio a las 12.30 h., y en la que se recordarán a los 54 fallecidos y enterrados allí entre el 17 de marzo y el 16 de mayo, así como las víctimas de la pandemia.