L.A. | 25-02-2015
hermano-aloisA pesar de que nunca antes ha estado en Valencia, el hermano Alois, prior de la comunidad ecuménica de Taizé, sintió una “enorme alegría” cuando anunció en la noche del pasado 31 de diciembre en Praga que la capital valenciana era el lugar escogido para el próximo encuentro europeo, en el que se darán cita 30.000 jóvenes de decenas de países. Desde Taizé ha concedido una entrevista a PARAULA, en la que explica cómo se gestó la designación de nuestra diócesis, cómo va a ser la organización y los retos que se marca.
– ¿Podría contarnos cómo ha sido el proceso de selección y qué factores han sido más determinantes para elegir la ciudad de Valencia para el próximo encuentro europeo?
– A principios de julio de 2010, nos visitó el estimado obispo Osoro con un grupo de seminaristas valencianos. Me sorprendió y me conmovió escucharle decir que Valencia estaba disponible para acoger un encuentro europeo. Algunos meses después, por carta, renovó su invitación. En mi corazón, dije que sí enseguida. Pero ya estábamos comprometidos con otros proyectos: Berlín en primer lugar; también me había entrevistado con el Papa Benedicto XVI y el cardinal Vallini sobre Roma; la invitación de las Iglesias de Estrasburgo había llegado; y era esencial volver de nuevo a Europa del Este, en Praga. Cada año escribía a Monseñor Osoro diciendole que no habíamos olvidado Valencia, pero que todavía había etapas que cumplir. En mayo de 2014, finalmente le anuncié que podríamos responder a su invitación a finales de 2015. Dos de mis hermanos fueron a encontrarse con él e hicieron los primeros contactos en la ciudad. Y he aquí que a finales de agosto conocemos la noticia de que ha sido nombrado arzobispo de Madrid. ¿Qué pasaría con el encuentro europeo? Esperamos y nos alegramos enormemente de que el cardenal Cañizares confirmara la invitación.

Lea el reportaje íntegro en la edición impresa de PARAULA