Redacción | 26-01-2017
sv-catedral“San Vicente Mártir nos anima a que acojamos a todos, y en especial a los pobres que están sin techo estos días”. De esta forma comenzaba su homilía el cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares en la misa estacional en la Catedral por la solemnidad del patrón de la diócesis.
El Cardenal destacó, además, que “solo en Cristo podremos edificar una Valencia nueva hecha de hombres y mujeres capaces de vivir como hermanos, de acoger y servir a todos y tener amor y predilección por los últimos”. “Una Valencia del perdón y la reconciliación, no de ideologías ni separaciones, todo lo contrario, y menos de exclusiones”, aseguró.
El arzobispo de Valencia insistió en que “Cristo es verdaderamente lo que necesita Valencia y esto no es fundamentalismo, ni exclusión de nadie, al contrario, no es ninguna ideología, es la realidad”.
Además, añadió que “Dios está por nosotros, ama a los hombres, apuesta y todo lo entrega a ellos” y alentó a que Valencia permanezca en la fe que tiene sus raíces en San Vicente.
“Esta es Valencia, no hagamos otra distinta de la que hemos recibido, de la que somos, porque san Vicente Mártir está en nuestras raíces, en nuestros cimientos, y si los quitamos ¿sobre que vamos a edificar?”, se preguntó el Cardenal.
“Valencia se edifica con la gran esperanza que para todos los hombres trae Cristo que ha vencido la muerte y ha traído el amor”, añadió. Finalmente, pidió la intercesión de san Vicente Mártir “para que nos ayude y proteja nuestra ciudad, nuestras familias y a todos en esta hora crucial que estamos atravesando”.
La misa fue concelebrada por el arzobispo emérito de Zaragoza, monseñor Manuel Ureña, además del Cabildo catedralicio, entre otros sacerdotes.
Además, contó con la participación del delegado de Gobierno en la Comunidad Valenciana, Juan Carlos Moragues, del comandante militar de Valencia, Vicente Ripoll, del comandante de marina de Valencia, Enrique Zafra, y de concejales del Ayuntamiento de Valencia.
Después de la comunión, la imagen de madera plateada de San Vicente Mártir, obra del escultor valenciano del siglo XVIII José Esteve Bonet, fue trasladada en procesión, y a su paso voltearon las campañas de la Catedral de Valencia y de las demás iglesias del recorrido.
Así, la procesión continuó por la plaza de la Reina, siguiendo por la calle del Mar, Avellanas, plaza del Arzobispado y plaza de la Almoina para regresar a la Catedral, donde concluyó.
Patrono de la archidiócesis
San Vicente Mártir es patrono de la archidiócesis de Valencia y, dentro de ella, también de la propia capital valenciana, del distrito de Benimàmet, de las localidades de Guadassuar y Corbera y es titular, igualmente, de las parroquias de la pedanía de Venta de Gaeta, en el término de Cortes de Pallás, y de la del faro de Cullera, donde se le profesa enorme devoción porque el cuerpo de san Vicente apareció en una playa próxima tras ser arrojado al mar por sus verdugos con una rueda de molino atada al cuello.