Durante el encuentro los jóvenes realizaron una adoración eucarística. (FOTO: A.SÁIZ)


CARLOS ALBIACH | 28-02-2019
La capilla del Palacio Arzobispal se quedó pequeña el pasado lunes para acoger a los numerosos jóvenes del grupo Hakuna, que se desplazaron hasta la residencia del arzobispo de Valencia, el cardenal Antonio Cañizares, para celebrar la Hora Santa que habitualmente celebran todos los lunes en la Colegiata de San Bartolomé. “Os pido perdón porque no cabéis, pero eso es bueno porque significa que sois muchos”, les dijo el Arzobispo a los jóvenes, que tuvieron que sentarse en el suelo y a las afueras.
En las palabras que el Arzobispo les dirigió a los jóvenes antes de la adoración al Santísimo Sacramento les animó a llevar a cabo la adoración eucarística: “No se puede evangelizar si no hay adoración, ya que nos da la fuerza para para evangelizar sin miedo y llegar a todos los jóvenes”. “No nos hagamos ilusiones porque sin el encuentro con Jesucristo no se puede evangelizar, y sucede en la adoración”, añadió.
El Cardenal les recordó que la diócesis de Valencia es una diócesis eucarística y que se ve claramente por ejemplo, les explicó, porque custodia el Santo Cáliz y por el legado de San Juan de Ribera. Asimismo, les dio a conocer la figura del beato Círiaco María Sancha, cuya fiesta se celebraba ese día y quien “fue eminentemente eucarístico”. En este sentido, el Arzobispo les animó a “postrarse ante el Señor para que nos de todo su amor y dejemos que su amor actúe en nosotros”.
Durante el encuentro algunos jóvenes que acuden a las celebraciones de Hakuna pudieron dialogar con el Arzobispo. Fue el caso de una chica que le contó la experiencia de los cursillos prematrimoniales que ha realizado Hakuna. Otra joven le habló de la experiencia de misión en verano en Calcuta. Tras esta experiencia el Arzobispo les animó a ir también a hacer estas experiencias a los vicariatos apostólicos de Perú.
Por su parte, el fundador de Hakuna, José Pedro Manglano, destacó que para este grupo “es fundamental estar en comunión con el Arzobispo” y puso al servicio de las necesidades del Cardenal Hakuna Valencia, “que está para servir”. Don Antonio les animó a seguir adelante y se ofreció para acudir en más de una ocasión a la Hora Santa.
En la celebración se tuvo un rato de adoración al Santísimo. Asimismo, los jóvenes participaron con los cantos de Hakuna Group Music.
El grupo Hakuna, formado por jóvenes universitarios y profesionales, se reúne en la diócesis todos los lunes por la noche en la Colegiata de San Bartolomé para celebrar una Hora Santa. También realizan diferentes actividades caritativas, de formación y ocio. Asimismo, hay un grupo de matrimonios que se reúne en la ermita de Santa Lucía los miércoles.