L.A. | 26-09-2019

Monseñor Esteban Escudero en un momento de la entrevista. (FOTO: A.SÁIZ)

La propuesta es clara, directa y una oportunidad para todas aquellas personas que quieran conocer la figura de Jesucristo, la Iglesia, los sacramentos o los mandamientos. El Instituto Diocesano de Ciencias Religiosas (IDCR), que desde su fundación hace 30 años ha formado a miles de personas, catequistas, agentes de pastoral o profesores de religión, lanza una iniciativa para responder a la escasez o falta de tiempo de muchos interesados en adentrarse en el conocimiento de los fundamentos de nuestra fe. En lugar de los cuatro cursos que habitualmente ofrece el IDCR, desde este octubre se plantea un curso básico de 30 sesiones, de una hora a la semana, para realizarlo en un año o en dos. Monseñor Esteban Escudero es obispo auxiliar de Valencia y director del IDCR, nos ofrece más detalles.

– ¿Cómo ha surgido esta propuesta?

– El IDCR ofrecía para la formación en la fe para catequistas y agentes de pastoral un ciclo de cuatro cursos: el primero de Sagrada Escritura, luego Teología Dogmática, Moral, Fe y Cultura y una especialidad. Hoy realmente es más difícil por las ocupaciones familiares, desarrollarlo en esos cuatro cursos, Hemos pensado que para responder a esta necesidad, dar la posibilidad de hacerlo en dos cursos o en un solo curso. Se trata de una especie de curso intensivo para que conozcan las verdades fundamentales sobre quién es Jesucristo, cuál es su mensaje, qué es la Iglesia, qué lugar ocupan en ella los seglares, los sacerdotes, los religiosos, los obispos, que conozcan los preceptos fundamentales de la Iglesia, cómo los explica Jesucristo y, finalmente, también todo lo relacionado con los sacramentos, qué es el Bautismo, la Unción de los enfermos.
– ¿Cómo se articulará el curso?
– En definitiva es una toma de contacto con la Teología, un curso básico de formación en la fe para adultos. En 30 temas se puede tener un conocimiento bastante adecuado para que una persona pueda vivir su fe, dar razón de ella. Se puede hacer en un año, desde octubre hasta junio, o quizás ahora en dos semicursos de 15 temas cada uno. Un primer curso estaría centrado en la figura de Jesucristo y la Iglesia, y el segundo curso sería los sacramentos y los mandamientos.
– ¿Qué más novedades vamos a encontrar este año en el IDCR?
– Hay otra novedad que quiere promover este año el IDCR para responder al gran problema de la sociedad actual, que es un problema de antropología, es decir qué es el hombre. Porque hoy hay muchas teorías: el hombre como continuidad de los animales sólo que un poco más perfecto, el hombre con libertad absoluta que puede hacer lo que quiere… En los colegios diocesanos vamos a empezar una ‘Iniciación a la antropología cristiana para profesores’. Empezamos este curso ya en 14 colegios, con la colaboración de la Fundación ‘San Vicente Mártir’ de Colegios Diocesanos. Lo vamos a impartir desde el IDCR una vez por semana adaptándonos al horario lectivo, cuando acaban sus clases.
– En qué medida esta propuesta tiene que ver con la imposición de ciertas materias educativas que se anuncian por parte de los actuales responsables públicos
– En realidad, hoy hay un desconocimiento tremendo ante lo que es la persona humana, y es verdad que hay teorías que intentan mostrar que toda norma es una coacción contra la libertad, que el ser humano tiene instintos a los que no hay que poner contención porque es lo natural, estamos hablando de la castidad o la sexualidad, otros piensan que la ciencia es la única razón que dice la verdad y todo lo demás es secundario…. En este contexto, conocer qué es el ser humano y la verdad sobre el hombre, que sólo desde Dios se puede escuchar es esencial.
Es verdad que hay grandes retos, pensemos que ahora se va a imponer ciertas asignaturas que dan una visión distorsionada de la naturaleza humana, pero no sólo estas asignaturas, es que también está en el ambiente. En este sentido saber lo que es el ser humano visto desde Dios es muy importante.