B.N. 13-10-2016

La Comisión del Plan Diocesano ha recogido y clasificado las propuestas de las parroquias y movimientos. S.MARTOS

La Comisión del Plan Diocesano ha recogido y clasificado las propuestas de las parroquias y movimientos. S.MARTOS


Este sábado 15 de octubre la Iglesia valentina está citada en asamblea para aprobar el nuevo Proyecto de Pastoral Evangelizadora. El objetivo no es otro que “culminar el tiempo del itinerario, tal y como se había pensado, y recoger todas aquellas tareas y proyectos que desde, tanto el primer itinerario como el segundo, han ido surgiendo con el trabajo de las parroquias, de los sacerdotes , de las congregaciones de vida consagrada, de la acción católica, de los colegios y de todos aquellos que han participado en esta acción”, explica Javier Llopis, vicario de Evangelización de la diócesis de Valencia.
En palabras del propio cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, “un proyecto formulado desde unas líneas pastorales comunes y fundamentales para nuestra diócesis de evangelización en nuestra sociedad, con realismo y sin prisas, con responsabilidad y participación, con ilusión y esperanza”.
Este Proyecto Diocesano de Pastoral Evangelizadora incide en el “único” proyecto que tiene la Iglesia y que no es otro “que anunciar el Evangelio y hacer presente el amor de Dios en el lugar en el que está y ese es el proyecto concreto -puntualiza Javier Llopis-. Cómo evangelizar al mundo de hoy, hoy con los medios, recursos, personas, con la situación concreta en la que vivimos para que sea haga presente ese amor de Dios que es el único proyecto que hay que contar”.
Y así es como se ha estado trabajando a lo largo de estos meses en las distintas parroquias de la diócesis. La asamblea del próximo 15  -que se celebrará en la Catedral a partir de las diez de la mañana- es la culminación de todo el trabajo realizado hasta el mo­mento y el inicio del nuevo proyecto.
La Asamblea estará presidida por el cardenal arzobispo de Valencia acompañado de sus obispos au­­xiliares así como de los miembros del consejo epis­copal, colegio de consultores, inte­grantes del consejo dio­­cesano de pastoral, juntas di­­rectivas de CONFER-Valencia y CEDIS, Seminario Mayor y Me­nor, Colegio El Patriarca y Santo Tomás, la S.I. Catedral y la Real Basílica de los Desampa­rados, Acción Católica y Juniors M.D. También asistirán re­presentantes de la Universidad Católica de Valencia ‘San Vicente Mártir’ y de la Universidad CEU – Cardenal He­rrera.
Expectación en parroquias y comunidades
“Como arcipreste de Alcoi puedo afirmar que el IDR y el IDE tuvieron una buena acogida en la mayoría de las parroquias del arciprestazgo, ayudando a la maduración vivencial de la fe y generando incluso un interesante mo­­­vimiento organizativo y celebra­tivo a nivel arciprestal. Ha sido una base muy importante para que en este momento en el que se ha dado un giro, centrando nuestro esfuerzo en la reflexión de un proyecto de Plan Pastoral, los grupos –y aquí ya hablo como párroco de Santa Rosa- tuvieran la disposición necesaria para hacer frente a este proceso reflexivo aunque acompasado a la premura de los plazos”, indica José Juan Crespo, arcipreste y párroco de Santa Rosa de Al­coi.
“El Proyecto diocesano -continúa- se ha percibido co­mo una oportunidad para animar las comunidades cristianas, orientando ante tantos retos como se nos plantean desde la sociedad y desde la vida misma de las parroquias. A nivel arciprestal venimos tratando desde hace un tiempo la creación de un consejo de coordinación pastoral (tal y como sugiere que se le llame el An­t­eproyecto) y que en este momento tendría también como tarea el seguimiento de las proposiciones del Proyecto.
El nuevo proyecto pastoral ha generado mucha expectación entre la feligresía al incidir en temas importantes para ellos como son la comunión y corresponsabilidad al servicio de la evangelización; el anuncio de la Palabra de Dios; la liturgia, celebración del misterio de Cristo y el servicio de la caridad”.
En esta misma línea se pronuncia César García, sacerdote titular de Nuestra Señora del Rosario, de Sedaví, al asegurar que “el proyecto se ha estado trabajando junto a los animadores del IDE y del IDR con optimismo hacia lo que nos va a deparar este nuevo curso. Además, los laicos están expectantes ante los temas que se van a tratar pues son las realidades que más les preocupan”.
Sin lugar a dudas, este Proyecto Diocesano de Pastoral Evan­gelizadora marcará una nue­va etapa. Y por ello es necesario una preparación que pasa por la contemplación y la escucha y por descubrir “lo que el Espíritu le pide a nuestra Iglesia en este momento y en este tiempo concreto”, afirma el vicario de Evangelización. “No sólo es necesario -continúa- renovar estructuras, que también puede ser necesario, sino renovarnos nosotros mismos, y sólo el encuentro con el Señor resucitado es capaz de renovarnos”.
Y es que “los desafíos que afronta la Nueva Evangelización, contemplados en el documento de Aparecida y en la Evangelii Gaudium, unidos a los cambios socio culturales, nos impulsa a este discernimiento en el Espíritu, unidos como Pueblo de Dios”, indica el sacerdote Javier Francés Aparicio, párroco de San José de Torrent.