REDACCIÓN | 26-04-2018

A la misa han acudido fieles de Oriente Medio. (FOTO: ALBERTO SÁIZ)

Un sacerdote irakí actualmente residente en España ofició en la tarde del pasado martes la primera misa en lengua árabe celebrada en la historia de la Basílica de la Virgen de los De­samparados, de Valencia.
La misa fue oficiada enteramente en árabe, excepto el Padrenuestro, que fue cantado en arameo -la lengua de Jesucristo- por el sacerdote celebrante, Naim Shoshandy.
En la eucaristía, transmitida en ‘streaming’ en internet por la web de la Basílica y su canal Youtube, participaron en el templo decenas de inmigrantes y refugiados sirios e irakíes acogidos en Valencia, además de numerosos fieles valencianos.
En su homilía, pronunciada en árabe, el sacerdote irakí hizo un llamamiento a la paz a las comunidades cristianas de su país, ante las que ha explicado también la advocación de la Virgen de los Desamparados, patrona de Valencia, “que hoy nos ampara también a todos nosotros, los que hemos salido de nuestra tierra”.
En realidad “nosotros sentimos a la Virgen María en todo momento cuando salimos de nuestra tierra y estar ahora en la tierra donde la Virgen tiene, precisamente, el título de acogedora de quienes más lo necesitan, es también para dar muchas gracias a Dios”.
Igualmente, agradeció al cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, la acogida en la actualidad a más de 90 refugiados de 16 países en pisos del propio Arzobispado, de parroquias o de institutos de vida consagrada en la diócesis.
Con el sacerdote Naim Shoshandy concelebraron el delegado episcopal de Migraciones, Olbier Hernández, y el rector de la basílica, Jaime Sancho.
Misas en internet
La Basílica de la Virgen tiene previsto a partir de ahora una vez al mes transmitir una misa “especialmente dedicada a diferentes lugares del mundo donde hay poblaciones en situación de desamparo”, ha explicado el rector.
“Es importante que todos estos hermanos, muchos de los cuales se encuentran auténticamente desamparados, sepan que aquí en Valencia, se reza por ellos, que desde aquí les recordamos y ayudamos”, ha indicado Sancho, quien ha recordado también que “muchos de los refugiados que han tenido que salir de aquellos lugares son cristianos y tienen gran devoción a la Virgen y podrán seguir la retransmisión”.
Por otra parte, las transmisiones de lunes a sábado de la misa de las 10:30 horas por La Ocho Mediterráneo se amplian también al domingo.